Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    02.08.2011

    Arsénico, ¿ahora en Chillán Viejo?

    El Arsénico es un elemento químico presente en la naturaleza, fácilmente soluble en agua, que es conocido por su extremada toxicidad. Tiene usos industriales en la preservación de las maderas, en conductores de circuitos, insecticidas, vidrios y hasta fuegos artificiales, y en la nutrición del ser humano debe estar presente en cantidades no mayores de 15 millonésimas de gramo al día, formando parte de otras moléculas, lo cual se obtiene de los alimentos en forma normal.

    Industrialmente se puede obtener como sub producto en la minería del Cobre, Oro, Plomo y Cobalto, como óxidos de arsénico.

    Pero el Arsénico en cantidades levemente mayores y en su forma mineral (no como parte de alimentos) es el veneno más ampliamente utilizado por asesinos y conspiraciones, porque no tiene olor ni sabor y es extremadamente efectivo. Las víctimas presentan vómitos, dolor abdominal, diarrea y finalmente la muerte. Pero también existe la intoxicación crónica que sufren trabajadores y personas expuestas a aguas o ambientes con una alta presencia del elemento, en cuyo caso se presentan irritación de las mucosas respiratorias, lesiones en la piel y aparición de verrugas en las manos y pies, sinusitis, diarreas crónicas, cirrosis, alteración de la conciencia y también el Arsénico es un reconocido agente cancerígeno, principalmente de piel y pulmones, y se ha comprobado en animales, pero no en personas aún, que induce malformaciones congénitas.

    Chile, como país dueño de parte de la riqueza minera que posee, históricamente no ha estado ajeno a la intoxicación por Arsénico: en Marzo recién pasado la escuela de La Greda ubicada junto a la refinería de de Cobre Ventanas, de Codelco, hizo noticia al detectarse elevados niveles de Arsénico en el ambiente, así como de Plomo y Cobre. El contenido de Cobre del patio de la escuela es tan alto que casi es rentable extraerlo comercialmente, ya que el patio presenta una ley de 2,7 kilos por tonelada de tierra. Un reciente estudio de Codelco difundido esta semana señala, en todo caso, que dicha contaminación no proviene de la refinería de cobre de Ventanas, sino del polvo llevado por el viento desde los depósitos de todas las plantas metalurgicas de la zona.

    Los niños de la escuela habrían respondido lo mismo: ¿si todos estábamos haciendo desorden, porque me retan a mí no más?

    Pero también el Arsénico nos ha hecho famosos; en Marzo, el documental “Toxic Playground” o Patio de recreo tóxico, obtuvo premio en el festival FIGRA de documentales en Francia, por su trabajo en mostrar cómo en los años 80 el gobierno del fallecido Augusto Pinochet U., otorgó permiso a la empresa Promel, que comúnmente es asociada a la dictadura, para importar de la empresa sueca Boliden METAL, 20.000 toneladas de residuos de minerales tóxicos, principalmente arsénico, y depositarlos en el cerro Chuño y el barrio Industriales de Arica, y de cómo después de eso el lugar cayó en el olvido y los niños iban a jugar en él hasta hoy. El documental presenta la cruda realidad de las enfermedades y malformaciones sufridas por generaciones de personas que se vieron expuestas a un ambiente contaminado.

    El caso es que los residuos mineros con Arsénico son tóxicos, y este elemento se disuelve fácilmente en el agua y se infiltra por todas partes, llega a las napas subterráneas, a los ríos, a los regadíos, a la tierra, a las plantas y los animales.

    Hoy Codelco está licitando para encontrar dónde depositar residuos similares a los del documental, y empresa Hera Ecobio que plantea depositar los residuos en tierras chillanejas, podría adjudicarse la licitación, en cuyo caso los residuos vendrían a parar en Chillán Viejo, una comuna agrícola, lluviosa, llena de ríos y canales, y expuesta a terremotos y grandes temporales.

    Yo me pregunto, ¿no tiene Chile el desierto más árido del mundo, con miles de kilómetros cuadrados de soledad irrecuperable?

    ¿Y qué tiene que ver todo esto con los alimentos y la vida saludable? Pues todo. El Arsénico es capaz de contaminar el ambiente mediante el agua y el aire, así contaminaría los alimentos rápidamente y de allí pasaría a las personas en solo meses, y luego, malformaciones, enfermedades, canceres y eternas investigaciones.

    Claro que no creo que la empresa Hera Ecobio piense depositar los residuos al aire libre. Desconozco su método pero sí se una cosa; la naturaleza logró abrir las bóvedas diseñadas para contener la radiación en Japón. Si pudo con Japón, Chile sería un ejercicio de kínder para la madre naturaleza, y el sentido de auto conservación me dice “aléjate de los venenos mortales”.