Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    12.07.2014

    Tommy Ramone: La despedida de un visionario

    tommy
    (Por Ayskee Solis)

    Tommy no era el más talentoso, no era el más carismático, tampoco era el más punk, pero sí era el Ramone con más visión de futuro. Sin el toque de Tommy, probablemente no habrían existido los Ramones tal cual los conocemos (o conocimos), probablemente ni siquiera reconoceríamos Blitzkrieg Bop como un tema fundamental del punk –y de la historia del rock-, y tal vez sin su influencia, jamás habríamos podido apreciar el talento del resto de los Ramones.

    Y es que el mérito de Tommy no estuvo en sus aportes musicales –salvo una u otra inspirada casualidad durante los primeros años de la banda-, sino que estuvo en su capacidad para reconocer el potencial de una alineación poco talentosa, poco atractiva y bastante ruidosa. Tommy vio el futuro del rock, reconoció el instante perfecto para dar rienda suelta al punk y tomó la determinación más importante para el desarrollo del grupo. Dar un paso al costado

    Ese acto, tan valioso y noble como “poner la otra mejilla”, tan humilde como dejar que otros brillen, permitió marcar un antes y un después en la historia de éstos rebeldes sin remedio, desechados por la sociedad de entonces en Queens, Nueva York. Es cierto, protagonizó sus 15 minutos asumiendo una responsabilidad que no exigió, y que cumplió no por vanidad, sino para que funcionara. Si en ese instante, como mánager de los Ramones, Tommy hubiera decidido no asumir la batería, Joey jamás hubiera cantado… y hasta ahí habrían llegado.

    No bastándole con transformar un trío en un cuarteto, Tommy fue lo suficientemente responsable e inteligente para darle su puesto a alguien más capacitado, siendo completamente consciente de que con eso entregaba parte de su legado y entendiendo a la música de los Ramones como algo mucho más trascendental que su rol particular.

    Fue quizás esa lección la que también permitió que los Ramones jamás se disolvieran, a pesar de que por más de 20 años, Joey y Johnny ni siquiera se miraron; a pesar de los excesos de DeeDee; a pesar del ridículo protagonismo que Phil Spector trató de imprimir en Joey; y a pesar de que nunca lograron un éxito considerable a nivel comercial a lo largo de su trayectoria. Nada los derrumbó, y en eso fue Tommy quien dio la pauta para perdurar.