Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    22.04.2015

    Alarmistas

    batman
    (Por Luis Ramírez)

    “Hijo la vida es una porquería… ¡No es ninguna maravilla! Pero bueno, es mejor que lo sepas ahora que después”. Esa fue una de las frases que más recuerdo de mi padre; el sostenía un vaso medio lleno de piscola, mientras yo una prueba de historia con mi primer 7.0. En ese entonces tenía 8 años, y el 33.

    Tampoco es que mi infancia allá sido muy complicada, ni que mi padre fuera una persona tan mala. De todas formas no estaba tan equivocado, ¿o no? Y es que yo era muy pequeño para entender toda la complejidad del asunto, pero a la larga, de una u otra forma terminé entendiendo que “la vida es como una caja de bombones…nunca sabes lo que te va a tocar” (o algo así decía Tom Hanks en los 90´). Pero en el caso de Chile, siendo de la clase media, viviendo en una casa pareada, en una “pobla” con nombre de futbolista gringo, es más bien una caja pero de esos bombones genéricos, con marca de supermercado, unos que dejaron de ser comestibles ya hace días atrás.

    Bueno puede que esté siendo un poco exagerado, ¡pero es que acabo de ver la última peli de Batman!, esa en donde el villano es un tipo ultra musculado vestido de negro, algo así como Pato Laguna haciendo de un personaje de “Las cincuenta de Grey”.

    La cosa es que ahí el argumento gira en torno a una ciudad depresiva y oscura en caos (algo así como Santiago), en donde un grupo de terroristas que han existido desde hace siglos, tiene la misión de acabar con todo a su paso, porque simplemente ese es el destino final de todo EEUU.

    Claro los gringos tienen a Batman y todo solucionado, ¿pero que nos queda a nosotros?, ¿y qué pasa si realmente todo esta tan mal en chilito como lo dicen los alarmistas de twitter y Facebook? Yo no lo creo, o por lo menos eso espero, y es que acá no tenemos grandes genios que nos salven, como Tony Stark, ni justicieros nocturnos millonarios como Batman. A lo más tuvimos a Golborne con los mineros en su momento…bueno y ya todos sabemos lo que paso. ¿Y entonces la vida realmente es una porquería queridos lectores? Quizás, no lo sé.

    De todas formas de haber tenido un hijo en los 80´, ganando el mínimo, mientras cultivaba en solitario un cada vez mayor gusto por el alcohol…es casi, casi seguro, que hubiera dicho lo mismo.