Despejado | 27º C 22% H

Todos los artículos escritos en diciembre 2013

31.12.2013

La ambientación fue lo primero que me cautivó, una sala de estar acogedora, iluminada tenuemente por velas, con un piano antiguo de fondo y cada quien sentado en mullidos sillones con varios cojines. El escenario improvisado con dos banquillos y un atril, daba la sensación de estar en el teatro más cómodo porque se podía disfrutar de una vista privilegiada. También había perros y gatos, que presenciaban el acto como el público más entendido en la materia. (Foto: Flickr/ Claus Rebler)

LEER MÁS »

24.12.2013

Todos los años en marzo, acompañaba a mi mamá a despachar la lista de útiles escolares a la librería Acuarela’s y lo que nos faltaba se completaba en la librería Cervantes. Al entrar a la galería, lo primero que te agarraba era ese olor inconfundible a maní tostado que provenía de la Tosty, recuerdo plantarme frente a su vitrina con esa especie de acuario lleno de frutos secos con piel que se exhibía para tentar a la gente, hasta que mi mamá me compraba una bolsita de dulces o lo que se me ocurriera, todo lo vendían por gramos, como en esos almacenes antiguos. (Foto: Flickr/ Daquella manera)

LEER MÁS »

19.12.2013

Un pasadizo intricado, resbaloso y oscuro, donde luego de atravesar una serie de obstáculos, podíamos llegar al comienzo de la gran estructura tubular del desagüe, que cruza de cabo a cabo el pantano colindante con la villa El Bosque. (Foto: Flickr/ My Buffo)

LEER MÁS »

12.12.2013

Si hoy en día alguien dice scanner en Valdivia, probablemente se esté refiriendo al examen médico que te practican cuando quieren confirmar o descartar algo malo. Pero hace algunos años existió en nuestra ciudad una famosa discotheque que llevaba ese nombre, lugar donde los quinceañeros de fines de los noventa, nos iniciábamos en la faceta

LEER MÁS »

04.12.2013

Es así como por ahí a los trece o catorce años hacíamos una “cuchita” y partíamos en patota a comprar a la famosa Yungay, ubicada en el centro, para luego dirigirnos a la Costanera, con un deplorable botín consistente en vino en bolsa galáctica marca Segú Ollé, Bueníssimo, Fresco o Tocorna. (Foto: Flickr/||Mordeduras letales||)

LEER MÁS »