Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    06.03.2015

    Los Hombres Mapa

    hombre mapa

    Luego de este largo receso estival, retomo el blog con la promesa que dejé pendiente en la última columna: recabar y desclasificar algunos episodios desconocidos de la historia y cotidianeidad valdiviana, basándome en aquellos hechos curiosos que nos han hecho ganar el apodo de Eerie Indiana, en honor a la serie de ciencia ficción que transmitía TVN a principio de los noventa.

    Tal vez, cuando haya alcanzado una cantidad astronómica de columnas, termine como Kafka, quemando desesperadamente manuscritos. Pero bien vale la pena correr el riesgo y contarles lo que sé. Dentro de las cosas raras y poco sabidas de nuestra ciudad, existe una historia interesante, sobre seres de las profundidades, que custodiaban todos los secretos del alcantarillado público, quienes recibían el nombre de “Hombres Mapa”.

    Estos hombres, trabajaban antiguamente para la concesionaria española que distribuía el agua en Valdivia, la que después pasaría a manos de la actual compañía de agua potable. Ellos contaban con una profunda sabiduría sobre la disposición y ubicación de las cañerías, válvulas y matrices de agua ubicadas en el subsuelo de toda la ciudad. Según su experiencia y conocimiento de las redes subterráneas, los hombres mapa eran elegidos para identificar, estando en la superficie, dónde se podía iniciar una excavación para dar paso a una obra o reparación, solamente parándose sobre un punto determinado, en ocasiones separando la tierra con sus propias manos.

    Este conocimiento iba pasado de uno a otro y los Hombres Mapa se volvieron imprescindibles para solucionar problemas y ejecutar proyectos en el subsuelo, hasta la llegada de los planos digitales. Cuentan que toda la base de datos que hoy en día existe, se construyó gracias a la información aportada por estos trabajadores, quienes en ocasiones se resistían a entregar los antecedentes que poseían, por temor a volverse innecesarios y perder su trabajo.

    Ahora la tecnología ha avanzado muchísimo y ha reemplazado definitivamente a los guardianes de las profundidades. Según me comentó mi informante, los Hombres Mapa empezaron a dejar de verse a principio de los noventa, fecha que coincide la leyenda urbana que se ha tejido en relación a estos hechos.

    Dicen que no todos los accesos fueron revelados y aún los Hombres Mapa se reúnen en secreto, utilizando una red de pasadizos subterráneos trazado en forma invisible para el ojo de las máquinas. Ahí, debajo de nuestros pies y lejos de todo el ruido de la superficie, hay quienes dicen que la cofradía planea retomar el control de las alcantarillas, para volver a ser quienes gobiernen el curso de las aguas.