Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    25.10.2011

    Los 3 ojos del conocimiento

    El ser humano tiene y ha tenido desde tiempos inmemoriales 3 ojos del conocimiento, 3 medios o herramientas para poder contemplar y luego interpretar el mundo en que vive.

    Estos 3 ojos son el ojo de la carne, que entendido básicamente como la función de los 5 sentidos, en especial la vista, que son los primeros 5 instrumentos que nos permiten conocer donde estamos, sentir el mundo, verlo literalmente.

    El segundo ojo de que disponemos, es el ojo de la razón u ojo de la mente, que es el dominio de las ideas, conceptos, la lógica, basados en la capacidad de razonar, y luego interpretar la información que los sentidos físicos u ojos de la carne nos brindan.

    Con estas 2 herramientas maravillosas ya la gran mayoría de los seres humanos puede obtener información del medio donde habita, interpretar esa información, razonarla y luego sacar conclusiones que le permitan poder estar aquí, en esta Vida.

    Falta el tercer ojo no es cierto? Así es, el tercer ojo es el ojo de la contemplación u ojo del espíritu. Esta es la facultad que nos permite tomar conciencia de dimensiones superiores de la Vida, más allá de lo personal o individual.

    El sistema en que vivimos, sea bueno o malo para algunos, o simplemente reconociendo que es el sistema en que nuestra sociedad está inmerso, es un sistema creado desde los 2 primeros ojos.

    El humano moderno vive solo en un mundo donde contempla todo por sus 5 sentidos físicos y luego con ello forma imágenes, ideas conceptos que son tomados por el razonamiento y la lógica, para interpretar y comprender el mundo donde se encuentra.

    El problema no está en que con estos 2 ojos hemos creado un sistema injusto, ineficiente y que no nos conduce hacia donde queremos ir; sino que más bien el problema está en que no usamos nuestro tercer ojo, no lo conocemos y jamás nadie nos ha enseñado que lo tenemos, siendo este, el ojo omniabarcante, el ojo eterno, inmortal y sabio del espíritu.

    Al no usar este ojo, vamos semiciegos por nuestros senderos aquí en la Tierra y con el ir ciegos, construimos en base solo a aquello que vemos y razonamos, faltando toda la dimensión sutil etérica, mística, del alma, del mundo interior, aquel mundo de arriba o mundo del cielo, del cual somos parte también.

    Nosotros seres humanos estamos llamados a integrar los 3 mundos con el uso pleno de nuestros 3 ojos del conocimiento. El mundo del cielo, de arriba, de las alturas donde metafóricamente esta lo espiritual; el mundo de abajo, el mundo de la Tierra, de la forma, el plano físico; y el mundo del medio, donde transitamos nosotros, el mundo del corazón.

    Somos la piedra angular donde se unen y funden los 3 mundos.

    Este blog es un primer acercamiento directo a estos temas, que desde ahora en adelante, serán temas más expuestos y al alcance de quienes quieran entrar al mundo de la sabiduría perenne, de la sabiduría inmortal, de la filosofía, aquellos conocimientos y vivencias que nuestros antepasados disfrutaban y que los hacía sentir cada momento el regalo de estar aquí, la plenitud de vivir, la armonía de cada instante fugaz y la alegría de danzar cada amanecer, renovados…estamos aquí para florecer, para dar frutos, para unirnos a la existencia del cosmos!!!

    Desde la isla sagrada de Chilwe, un mensaje, un llamado a sus mentes y corazones.