Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    19.12.2011

    Chile y Chiloé respetan convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas

    Un año después de su ratificación por el Congreso Nacional entró en vigor en Chile el Convenio 169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales, es decir en el año 2009.

    Adoptado en el año 1989 por la Conferencia Internacional del Trabajo con el objetivo de promover y proteger los derechos de 370 millones de personas pertenecientes a más de 5.000 pueblos indígenas que habitan en no menos de 70 países, el convenio 169 de la OIT representa el único instrumento internacional, jurídicamente vinculante que trata específicamente sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales.

    Desde su adopción y ratificación por 20 países, incluidos Argentina, Brasil, Colombia, Dinamarca, Noruega, Perú y Paraguay, entre otros, el convenio ha logrado un gran reconocimiento y aceptación. Sus disposiciones orientan políticas públicas y decisiones legales a nivel regional e internacional.

    El convenio que es “Ley del Estado chileno”, contiene 44 artículos que cubren un amplio rango de temas que van desde su reconocimiento como pueblos y sus derechos sobre la tierra y territorio, recursos naturales y la defensa del medioambiente, hasta la salud, educación, formación profesional, condiciones de empleo y el derecho a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones. El instrumento internacional reconoce también las aspiraciones de los pueblos indígenas a asumir, dentro del marco de los estados en que viven, el control de sus propias instituciones y de sus formas de vida y de desarrollo económico.

    Fundamentalmente, se basa en la no-discriminación a las personas de los pueblos originarios y a que “sean escuchados en los asuntos que les afecten”.

    Menciono esto debido a lo acontecido recientemente con la aprobación del Parque eólico en la comuna de Ancud. En el proceso de aprobación del parque, no se tomó en cuenta al pueblo williche, especialmente a las comunidades donde se emplaza el proyecto, las que reclaman que las torres eólicas estarían ubicadas sobre suelo williche, específicamente sobre sitios arqueológicos milenarios de un incalculable valor histórico y cultural para la isla de Chilwe, para el país y el mundo. Todo esto ha llevado a las comunidades a presentar un recurso de protección en la corte de Puerto Montt, el que fue rechazado por lo que Antu Lafquén Huentetique de Ancud, no descartaba en octubre recién pasado, recurrir a la Corte Suprema para revertir el fallo de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt.

    Que dice a simple vista la comuna de Ancud? Una encuesta de la radio Pudeto dice que el 49,5% de los que votaron a favor argumentan que las fuentes de empleo que traería la inversión de los 235 millones de dólares, sería excelente para Ancud. Estas personas desconocen que las fuentes laborales directas y permanentes son muy pocas y que la construcción misma del parque se hará en gran mayoría con mano de obra foránea. El 40% que se mostró contra el proyecto, señaló que la causa es el daño al turismo, ya que la península de Lacuy es la de mayor potencial de Ancud y una de las promesas de la isla toda. Estas mismas personas manifiestan apoyo al proyecto si se cambia de ubicación las torres, que estaría contaminando visualmente uno de los bordes costeros mas hermosos del sector, además de sitios sagrados para el pueblo williche.

    Nosotros los chilotes no estamos en contra de las inversiones, de los proyectos, de la empresa privada. Nosotros los chilotes queremos que las cosas se hagan de la mejor forma posible, con el mayor respeto por la Vida, respeto que incluye de sobremanera el respeto por la naturaleza y por las personas. Esto significa que en este caso, claramente debe considerarse la opinión de la comuna de Ancud, de la isla completa y del pueblo williche. Esto debe hacerse no solo por los aspectos legales que el convenio menciona, sino más bien porque somos seres humanos que valoramos aspectos morales y éticos.

    No porque sea una energía limpia pueden pasarse a llevar a las personas que viven en el sector, al turismo verde de la isla y de Ancud, al paisaje maravilloso, que tantos atardeceres mágicos nos ha regalado.

    Queremos ahora ver esos atardeceres llenos de molinos gigantes?

    Señores de Ecopower, instalen sus molinos de viento en otro lugar, no donde estropeen sitios ancestrales patrimonio del mundo, ni donde impidan el gozo y disfrute de un lugar  privilegiado, un tesoro sin duda, que pertenece al planeta y a nosotros.

    Chiloé y Ancud exigen ser tomados en cuenta, los williches también!!!