Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    05.01.2012

    Rampa en Punta Coronel ¿Sirve o no sirve?

    Esta semana me tocó cruzar el canal en un transbordador  que tardó 53 minutos en llegar a la isla. El trayecto pasaba cerca de Punta Coronel, por lo que recordé los inicios del proyecto y su objetivo de mejorar el acceso a la isla de Chiloé, nuestro hogar y destino turístico para el mundo.

     

    En el papel la obra sonaba bastante bien, pero me encontré con sorpresas que quiero compartir.

    La iniciativa de Punta Coronel involucró una inversión de  $5.535.446.790 pesos. Sí, esa misma cantidad que leen, algo así como 10 millones de dólares.

    Su construcción estuvo a cargo de un consorcio y asomaba como la opción para facilitar el embarque de pasajeros y vehículos y así disminuir los tiempos de espera en el canal de Chacao. El proyecto incluía y así está construido, una explanada pavimentada de 11.400 metros cuadrados, como sector de espera, con 4 pistas y 1 para vehículos de emergencia.

    Hasta aquí todo bien no? Buen proyecto, buena inversión, fuentes de trabajo, bonitos objetivos y ayuda al turismo.

    El 9 de abril de 2011 el presidente Piñera inauguró la obra que viene del gobierno de Bachelet. Sucede que tras meses desde la finalización e inauguración de la obra, la rampa, prácticamente, no es utilizada.

    Que sucedió aquí? Como se explica esto? Quienes son los responsables?

    Lo que sucedió es lo mismo que viene sucediendo hace mucho rato. Falta de conciencia, de claridad, de visión, irresponsabilidad y politiquería barata.

    Con el afán de cumplir con el Transantiago y de compensar la no construcción del puente sobre el canal, el gobierno de la época cayó en el juego de invertir en cualquier cosa, cumplir de cualquier manera y acallar las voces de críticas sobre ambos proyectos. Además, sabido es que estas obras son la mejor forma de financiar campañas y pagar favores políticos, entonces, aunque técnicamente no sean obras eficientes, deben hacerse. Por eso, los mismos gobiernos de la concertación malgastaron millones y millones de dólares en “estudios” para evaluar el proyecto del puente sobre el canal de Chacao, por eso los gobiernos hacen “estudios” y nadie dice nada, nadie hace algo por la eficiencia de los recursos de todos.

    Y el gobierno actual? Inaugura proyectos no factibles, completa el circo, el show iniciado por el gobierno anterior. En vez de transparentar el tema de la rampa ineficiente, en vez de reconocer las fallas del proyecto, termina la inversión y lanza en las noticias con presidente incluido, algo que no funciona, que no esta en uso prácticamente, que tiene exceso de pistas, todo para “justificar lo injustificable”.

    A donde vamos a llegar así? Esa es la pregunta. Probablemente lleguemos a la frustración total de la sociedad chilena con los políticos, probablemente lleguemos a la amargura de ver como se despilfarra el dinero, probablemente lleguemos a darnos cuenta de cómo se vienen haciendo las cosas hace años. Pero también probablemente lleguemos a darnos cuenta que somos nosotros mismos quienes permitimos todo esto, quienes de una u otra manera aprobamos esta manera inconciente y absurda de gobernar.

    Todo esto es el sistema que hemos construido como sociedad, un sistema que en esta hora del tiempo nos enfrenta a un espejo, a nosotros mismos, pues como es afuera es adentro. Bendita la Hora del Ahora!!! que nos hace mirarnos, contemplarnos y reflexionar profundamente: queremos más de esta manera de hacer las cosas? Aún necesitamos más para abrir los ojos? O es hora ya de usar nuestras plenas capacidades, usar nuestros 3 ojos?

    Es tiempo de abrir los ojos de la carne, los ojos de la razón y los ojos del espíritu!!!