Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    13.06.2013

    Chiloé patrimonio cultural de la humanidad… ¿con mall en Castro?

    mall castro

    Recientemente se ha comunicado por la prensa nacional que el Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, a través de un informe, recomienda la demolición de los pisos superiores del polémico Mall de Castro, para así mitigar el impacto visual de la construcción en la Iglesia San Francisco, una de las 16 que, en conjunto, fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad el año 2000. La propuesta, que será discutida en la 37ª reunión del Comité de Patrimonio Mundial -a realizarse entre el 16 y el 27 de junio en Camboya-, considera las medidas que Chile debería adoptar para mitigar el impacto del futuro centro comercial en las iglesias que forman parte del Patrimonio de la Humanidad.

    ¿Y nosotros?
    Hasta aquí, nada nuevo respecto a lo que veníamos sabiendo en Chiloé, a lo que conversamos en nuestros hogares o en las reuniones sociales. Lo diferente, sería que nosotros, chilotes, de las 10 comunas, de las 40 islas pequeñas y la isla grande; comencemos a compartir ciertos aspectos fundamentales para nuestro propio desarrollo humano, turístico y cultural.

    Quizás sea tiempo que nosotros nos empoderemos, nos posicionemos en reconocer que tenemos una identidad y cultura propia, una cosmovisión, heredada de tiempos inmemoriales, de mezclas impresionantes de pueblos como el chono y williche. Somos hijos e hijas de un patrimonio evolutivo, que se fue mezclando con españoles y colonos recientes, somos un patrimonio invisible y milenario que sigue vivo, en nuestra gastronomía, en nuestra música, en nuestras costumbres, en nuestra agricultura y claramente en nuestra arquitectura.

    Nuestras opiniones
    ¿Qué tenemos que decir nosotros respecto a este tipo de obras?, ¿qué tenemos que decir sobre las normativas y ordenanzas que protegen lo que somos? Lo primero es recordarle a todos y todas que uno de los aspectos fundamentales para haber sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad no es la construcción misma de las iglesias, sino, más bien, lo que está tras esa arquitectura: una manera de ser, de estar y vivir en el mundo. Una singular forma de vida que la insularidad fue creando, un intimo contacto de los chilotes con la naturaleza, que se refleja en cada uno de los actos de la vida cotidiana.

    Así, la cultura e identidad chilota, fiel reflejo de -al menos- 17.000 años de historia, tiene que ser resguardada y protegida no sólo por declaraciones de la UNESCO, sino por nuestras propias autoridades locales, provinciales, regionales y nacionales.

    Reconociendo que la arquitectura guarda los secretos ancestrales de la forma de vida chilota, es hora que nosotros, los habitantes del archipiélago, le demos la importancia que tiene y el lugar preponderante que debe ocupar en nuestro desarrollo humano respetuoso, digno y sustentable.

    El mundo moderno
    Cierto es que, con la llegada de la televisión abierta, luego la televisión por cable e Internet; nos hemos visto inundados por “tsunamis” de información y estilos de vida que nada tienen que ver con nuestra identidad originaria, pero que sí tienen que ver con una realidad que ya esta aquí. No podemos desconocer ni negar lo que ya es. Todo el modelo que la sociedad moderna impone y vende a través de los medios de comunicación, un modelo de “consumo exitoso” y la falacia del “crecimiento económico sostenido” ya están en las mentes de chilotes y chilotas; lo que se refleja claramente en que muchas personas de estas tierras insulares se han manifestado a favor de la construcción y operación de este tipo de centros comerciales.

    La paradoja
    A pesar de esto, un “modelo de sociedad” que -como los demás- será trascendido, no puede estar por sobre la herencia milenaria. Habitamos tiempos paradójicos, en que se nos muestran ambas visiones como caminos excluyentes a seguir. Por un lado lo “patrimonial” y por otro “lo moderno”. Nosotros no creemos en esto. Nosotros creemos en que es posible respetar los antiguos principios de la vida chilota, como  la reciprocidad, la relacionalidad, la unicidad de la tierra, el agua, el aire y el fuego.

    Soluciones
    Considerando todo lo anterior, ¿qué podemos hacer? Lo primero que podemos comenzar a hacer es conjugar los beneficios de la tecnología, los medios y la vida moderna con la sabiduría, espiritualidad y los conocimientos ancestrales. Este es un camino, al que tarde o temprano deberemos llegar. Quizás más temprano que tarde, pues no podemos continuar permitiendo que lo que la vida ha tardado 17.000 años en construir, venga el humano moderno con su ceguera mental y lo destruya. Comprendemos que los habitantes quieran mall, casino, cafés, restaurantes y tantas cosas que son parte de esta época, pero no podemos permitir que esto empañe, nuble u oculte nuestra esencia, nuestro origen y nuestra historia. Estamos convencidos, que ha llegado la hora de conocer la verdadera historia del archipiélago, de proteger el patrimonio vivo que somos y también de aprovechar los avances que ofrece el mundo moderno. Solo así, seremos capaces de construir un Chiloé profundo, humano, noble que se convierta, con certeza plena, en un destino mundial.

    Desde la sabiduría de Chiloé-Chilwe, el viento susurra al oído que ya es tiempo de salir de los pensamientos compulsivos, creencias y conceptos que nos han llevado derecho al despeñadero de la frivolidad, soberbia, envidia, egoísmo y destrucción de nuestra identidad y valores. Los cielos estrellados de KimPiyan, nos siguen invitando a regresar al corazón de nuestra tierra, al gran espíritu, que habita en las cordilleras de Piuchen y Pirulil, los ríos, lagos, bosques…de regresar a lo que somos los chilotes: ¡MAGIA PURA!