Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    25.08.2013

    El turismo, nuestro único camino al desarrollo

    rutawapi 027.2

     

    Los últimos presidentes de la república nos han prometido que seremos “país desarrollado” en distintas fechas, algunas ya han pasado y otras están, supuestamente, por venir. Nos han dicho que necesitamos “puente” para alcanzarlo o industrias. Finalmente, el ansiado “concepto” no ha llegado aún. Aquí compartiremos algunas reflexiones y opiniones respecto a nuestro momento presente y destino como habitantes de este archipiélago encantado de Chiloé.

    Crecimiento versus desarrollo

    ¿Cuántas veces hemos oído términos como “crecimiento y/o desarrollo”? Muchas veces, con seguridad. Pero, ¿sabemos realmente qué significa y qué implica cada uno de esos conceptos? ¿Sabemos claramente que es lo que queremos como sociedad? Como grupo de seres humanos? ¿Como chilenos o chilotes?

    Es importante saber que cuando hablamos de crecimiento, nos estamos refiriendo principalmente a la producción de bienes y servicios que se miden por indicadores económicos como el Producto Interno Bruto (PIB).Cuando hablamos de desarrollo, nos estamos refiriendo principalmente, a la satisfacción de las necesidades de las personas. Como ven, son conceptos diferentes, que generan realidades y situaciones diferentes.

    ¿Desarrollo para quien?

    Uno de los puntos centrales a considerar a la hora de reflexionar sobre crecimiento económico o sobre desarrollo, es que es lo que está al centro del modelo elegido. Hasta ahora, el ser humano moderno, chilenos y chilotes incluidos, hemos caído en la trampa de creer o aceptar a ciegas el “crecimiento económico sostenido”, es decir un sistema o modelo de política y economía, basados en la producción de bienes y servicios, sostenidamente, ilimitadamente; cosa que es imposible de practicar, pues, la mayoría de los países basan sus sistemas en la explotación de los recursos que generosamente brinda la madre naturaleza, los que son limitados. Esto conduce, inexorablemente, a constituir “sociedades de personas al servicio de la economía”. Prueba irrefutable, es que todos y todas, de una u otra manera, estamos disconformes con el sistema actual, más no sabemos o no podemos salir de éste, como si estuviéramos “atrapados”.

    ¿Qué queremos?

    Comprendiendo esta situación y la realidad de la sobreexplotación en todas las áreas de la economía chilota, es fundamental plantear tiempos especiales, tiempos de transición y comenzar a caminar hacia un modelo diferente, donde seamos nosotros, las personas, el centro del sistema, es decir, que las herramientas como la economía, estén a nuestra disposición para ayudarnos a construir una sociedad y una cultura más humana, más plena y feliz; en equilibrio con el medioambiente.

    ¿Sostenido o sostenible?

    Es fundamental entonces, transitar del modelo obsoleto, desgastado y devastador del crecimiento económico sostenido, al modelo del “Desarrollo humano sostenible”, que permita utilizar los recursos disponibles, a una tasa que asegure su conservación para las generaciones presentes y venideras.

    El turismo, incluyendo a todos

    Aquí surge la duda: ¿Cuál es la o las actividades que nos lleven de mejor manera a este nuevo modelo? Nosotros proponemos el turismo, en todos sus tipos: cultural, intereses especiales, aventura, ecológico, agrícola y los demás.

    ¿Por qué proponemos al turismo? Por una razón muy simple. Es esta actividad la más consciente a la hora de entregar a las personas herramientas diversas para vivir de manera digna, con respeto y sostenibilidad en el tiempo.

    Es importante precisar, además, que el turismo, hoy en día, es totalmente inclusivo y complementario con todas las actividades cotidianas del archipiélago, como son  la pesca artesanal, pequeña agricultura familiar campesina, pueblos originarios y comercio local.

    ¿Rol del sector público?

    En este modelo descrito para el CHILOÉ PRESENTE, el rol del sector público, sea el estado, gobierno nacional o regional y municipalidades; es sentar las bases para que esto sea una realidad. Aquí, es fundamental desarrollar políticas de protección de la naturaleza, puesta en valor cultural, protección de nuestro patrimonio y refuerzo de nuestra identidad.

    ¿Rol del sector privado?

    El rol del sector privado, en este modelo, es producir los bienes y servicios que permitan cubrir las necesidades humanas individuales, colectivas, sociales y culturales; guardando eficientemente los equilibrios de la naturaleza, respetando a las personas y destacando la identidad y cultura de lo que territorios como el nuestro simbolizan para el mundo entero.

    ¿El rol de nosotros, hijos e hijas de Chiloé?

    Recuperar los valores, los principios y la sabiduría que nos permita continuar viviendo en este hermoso archipiélago, un pedacito del infinito, que nos fue dado para cuidarlo, protegerlo y amarlo con todas nuestras fuerzas y nuestro corazón.

    Nuestro presente, chilotes, depende de nosotros, nuestra vida, !está en nuestras manos!