Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    17.05.2011

    Manifestaciones

    Las últimas manifestaciones han puesto en la mira el orden público, que en este caso controla Carabineros de Chile.

    Hace algún tiempo esta institución pertenecía a las Fuerzas Armadas y ahora depende del Ministerio del Interior, tal como la Policía de Investigaciones (PDI).

    El cambio principal se debe a que ahora está bajo el poder político, por lo que las posibles represiones hacia los participantes en las protestas vienen de órdenes del Ministerio del Interior.

    La institución de las carabinas cruzadas cuenta internamente con diferentes departamentos, en donde también se encuentran las fuerzas especiales, que son las que principalmente salen a resguardar la seguridad, o los que habitualmente se enfrentan a los manifestantes.

    Pero en estas actividades, siempre hay pequeños grupos que por diferentes motivos, generalmente infiltrados, atacan el actuar de estas fuerzas, encapuchados, ocupando lo que encuentran a su paso: piedras, palos, fierros, por lo que así comienza la represión que lamentablemente llega a muchos que pacíficamente reclaman por sus ideales.

    Recordemos que generalmente estas manifestaciones son permitidas, entonces dónde está el estudio del movimiento, hay reuniones técnicas de Carabineros con la PDI, actuando preventivamente, ¿se reúnen con los dirigentes que solicitan las autorizaciones para prevenir que la policía tenga que infiltrarse para impedir incluso robos?

    Estamos en el siglo 21, con tecnología de punta, sin embargo se sigue utilizando, gases y la fuerza, siendo principalmente Carabineros quien pierde con todo esto, ya que es una institución que socialmente se destaca por apoyar a la población, dándole seguridad y una gran entrega en catástrofes. Costó mucho volver a tener a la población al lado de Carabineros. Pero cuando se reprime quien lo hace, no es el Departamento de Fuerzas Especiales, sino la Institución, lo que determina que la comunidad esté volviendo a tener rabia, menosprecio y lo más lamentable desprecio por quienes los atacan.

    Todo por un pequeño grupo de antisociales, siendo que si se hacen estudios y reuniones para planificar el resguardo del orden público, hasta ahora no han dado resultado.