Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    16.12.2013

    Chiloé no pierde con un puente

    canalchacao

    Muchos conocen la historia de como se inicio la idea de construir un puente sobre el Canal de Chacao. La idea partió con el chilote Félix Garay, de ahí en adelante y como siempre, se le trató de loco y se hablo de politiquería, entre otros términos.

    Pasaron otros tantos años para que el ex presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle repusiera esta idea, trazando un itinerario del proyecto, el que concluyó en el gobierno de Ricardo Lagos con su licitación, Y como se encontraba al término de su mandato, consideró dejarle al nuevo gobierno la decisión, en este caso el de Michel Bachelet. Pues bien, dicho proyecto fue desechado por el costo del proyecto subió  de 600 a 900 millones de dólares. Esto, debido principalmente a la fuerte alza que tuvo el acero en aquella época (año 2006).

    Seguido a esto, Chiloé se movilizó en forma transversal reclamando por la suspensión del proyecto, lo que dio como resultado la elaboración -por parte del gobierno- un Plan de Conectividad, denominado Plan Chiloé, quedando claro que no era moneda de cambio por el Puente Chacao, ya que se seguiría esperando una nueva licitación, especialmente dependiendo del flujo vehicular en el canal de Chacao y la rentabilidad social.

    En todo este proceso hay muchos que tienen mala memoria con lo que ha pasado en materia de inversión estatal y en lo privado, los proyectos más importantes se realizaron hace 40 años atrás, como la Ruta 5 hasta Quellón y el Puente Pudeto en Ancud, el que fue repuesto después de haberse caído una de sus partes, con la lamentable muerte de una persona.

    En materia privada los pescadores de la época iniciaron la extracción del molusco loco, posteriormente el erizo, la luga, el pelillo y las machas. En el área maderera no ha sido la excepción, ya que gran cantidad de trozos  viajaban hacia el exterior producto de la tala de alerce, mañio y ciruelillo, entre otras maderas nobles. También llegó la empresa Salmonera, que se encargó de contaminar las aguas donde posaban sus centros, todo lo anterior con la mirada pasiva de las autoridades.

    Algunos ciudadanos se enriquecieron y la mayoría se empobreció, ¿dónde estuvieron los cuidados de medio ambiente, la tierra, los permisos ancestrales, los que hoy se dan cuenta que estamos en una isla y que tenemos mucho que proteger?.

    En el pasado gobierno de se dio inicio al proyecto de conectividad, que a poco andar se amplió también en educación, Salud y vivienda; solicitado por los Alcaldes de la época, como una forma de ver inversión en cada comuna y no solamente en la columna vertebral de la Provincia.

    Y fue el gobierno actual de Sebastián Piñera el que tomó el proyecto Puente Chacao lo revisó, estudió y le dio el vamos para licitarlo; convocando a ocho empresas internacionales. Así, en la última etapa quedó solo una empresa, la que se adjudico el proyecto técnico y económico, ocurriendo esto la semana pasada.

    Ya hay quienes alzaron la voz para oponerse, dando diferentes motivos. Sin embargo, y después de todo lo expuesto aquí, me queda claro que los que gritan ahora, no lo hicieron cuando era necesario. Chiloé no pierde con un puente, ya perdió parte de su patrimonio natural dando rienda suelta a la extracción de alimentos marinos y maderero.