Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    02.12.2013

    A pesar de todo, García debe seguir

    arbitro
    (Por Jorge Cabezas)

    Lo popular y más fácil en este momento es pedir la cabeza de Jorge García. Y claro, futbolísticamente pasamos por un momento horrible, por lo que en cualquier lado el técnico sería cuestionado. Pero una decisión relevante como ésta no se debe tomar con la cabeza caliente y sin considerar las variables y efectos que puede tener una determinación así.

    Terminado el presente campeonato, Cobreloa solo contará con un par de semanas para preparar el próximo torneo. Por lo mismo, lo ideal es darle continuidad al cuerpo técnico, mantener la base del plantel y reforzarlo con cuatro jugadores clave que hagan la diferencia. Echar a García, esperar un par de semanas la llegada de un DT de dudosa procedencia (suenan puros técnicos con igual o menos pedigree que García) y luego esperar al inicio del torneo para que lleguen los refuerzos, no es el camino. Es lo mismo que ha pasado en Cobreloa en los últimos años, y así nos ha ido.

    Echar a Jorge García significa dinero. El DT de Cobreloa tiene contrato vigente, por lo que habría que indemnizarlo. ¿La economía de Cobreloa permite estar pagando indemnizaciones a Marco Antonio Figueroa y a Jorge García, además de pagarle mensualmente al nuevo técnico? Seamos serios, yo prefiero destinar ese dinero en la renovación de Lezcano y en los cuatro refuerzos de nivel que necesita el equipo. A propósito de Figueroa, espero que el dirigente Castillo cumpla su palabra y pague de su bolsillo la indemnización al Fantasma.

    Hace menos de tres meses, con plantel completo, Cobreloa mostraba el mejor nivel futbolístico en años. Con un invicto histórico, una de las defensas menos batidas y un cúmulo de variantes, que hacían de la movilidad y la presión en ofensiva, una consigna identitaria de juego. Todo esto se coronó con una clasificación soñada ante Peñarol. Todos amaban a García y Armijo, y muchos -a Chicho- lo postulaban como el Alex Ferguson de Calama, ¿y qué paso?, se lesionaron las variantes ofensivas, los refuerzos en delantera fueron un fiasco y nos derrumbamos.

    García y compañía deben ser autocríticos y asumir que las apuestas por Grondona y Herrera fueron un tremendo fracaso, por lo que si siguen al mando del club, no pueden errar en los refuerzos en puestos sensibles, en donde además, se perdió al goleador del equipo. Pensar en reemplazar a Pol, con los mediocres Grondona y Herrera nunca tuvo lógica, y así salió la apuesta.

    Lo del viernes fue nuevamente un bochorno futbolístico, que repite el pésimo fin de campeonato de Cobreloa. La falta de jerarquía de mitad de campo hacía arriba es categórica (no recuerdo un Cobreloa tan pobre en ofensiva como éste), por lo que los esfuerzos deben concentrarse ahí. Reitero, la renovación de Lezcano y la llegada de dos delanteros con gol y un “10″ deben ser prioritarias.