Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    11.11.2013

    Carta abierta a Jorge García

    chichogarcia
    (Por Jorge Cabezas)

    Desde esta humilde tribuna, como un simple hincha de Cobreloa, quiero dirigirme a usted, “Chicho”. Yo creo en su trabajo y en el de su cuerpo técnico. Me parece que lo mejor que le puede pasar a nuestro club es que usted siga al mando del equipo. A pesar de que los últimos resultados no han acompañado al equipo, ante O’Higgins hubo un cambio de actitud importante. El equipo se acordó de ir al frente y de ser protagonista, pero nuevamente no se pudo. Las sensibles bajas de piezas claves en el equipo, sumado a la carencia de reemplazantes de nivel, marcaron a fuego el bajón sufrido durante este semestre. Sin embargo, seguimos con opciones de liguilla, por lo que la motivación y actitud mostrada debe permanecer, para así lograr la ansiada clasificación a una copa internacional.

    Nuestra principal responsabilidad como cobreloinos es estar en las buenas y en las malas. Los juicios descalificadores, matándolos a todos por las últimas derrotas y la exigencia de destitución de los responsables técnicos creo que no corresponde y no es lo mejor para el club en estos momentos. El campeonato Clausura 2013-2014 comienza inmediatamente después del presente torneo, por lo que el breve receso entre ambos no da para aventurarnos con un cambio de técnico, ni menos de un remezón a nivel de plantel (recordemos que solo puede llegar un máximo cuatro refuerzos).

    Usted conoce más que nadie al plantel, sus fortalezas y sus debilidades; pero permítame comentarle algunas situaciones.

    1.- Es necesario exigir a la dirigencia el fortalecimiento de la plantilla y no el debilitamiento de ésta. Seguramente la excusa de la falta de recursos surgirá como siempre ocurre. Pero con un buen uso de éstos y haciendo buenas gestiones, se debe pensar en mejorar la base que ya tenemos, si es que queremos aspirar a algo importante. En este sentido, la obligación de la dirigencia es cuidar el patrimonio (caso Roco), asegurar la permanencia de jugadores que terminan contrato y que han sido aporte y la contratación de cuatro nuevos jugadores, de categoría probada, que vengan directamente a aportar y no a “calentar la banca” y cobrar a fin de mes.

    2.- Poner especial atención al caso Lezcano. Lo que nos pasó con Nicolás Trecco y Sebastián Pol, no puede volver a ocurrir. Jugadores que han sido aporte importante y que tienen fecha de vencimiento a nivel contractual, deben ser amarrados con tiempo y no esperar a fin de año, cuando aparecen otras ofertas y sus pretensiones monetarias aumentan. Gastón Lezcano, tanto a nivel local como internacional, se convirtió en el jugador “distinto” de este Cobreloa, siendo el desequilibrio de mitad de campo hacía arriba, aportando además con su faceta goleadora. Es urgente que Cobreloa lo aseguro por mucho tiempo. Es un tipo profesional, humilde, con hambre de gloria y lo más importante, un extraordinario aporte.

    3.- Hay que apostar por los canteranos por sobre aquellos jugadores que no han sido aporte. Alexis en su momento en Cobreloa; Andía en la UC; Sebastián Martínez en la U y ayer Pavez, Baeza y Delgado en Colo-Colo son solo ejemplos claros de jugadores jóvenes a lo que les dieron la oportunidad y la confianza de ponerse la camiseta titular de sus equipos y que respondieron. Entiendo que los procesos formativos son distintos en cada jugador. Comprendo que deben primero ganarse la opción en los entrenamientos y luego saltar a la cancha junto a los profesionales, pero si no les dan la chance y no se les entrega la confianza que requieren, ¿cómo van a rendir? Este semestre hubo profesionales que nunca rindieron y que siguieron con más opciones que los nuestros. Es momento que López tenga más de cinco minutos cada 15 días. El momento que Catrileo y Troncoso, volantes de nuestra cantera, tengan más opciones que un canterano de la UC que ha sido 0 aporte como Dittborn.

    4.- Las prioridades deben ser dos delanteros con gol, un volante de creación y un volante que cumpla por las bandas en labores más defensivas. La carencia de gol es clara en este equipo. Así también la falta de un volante especialista que genere fútbol cuando Droguett no esté o también en el caso que el temuquense pueda jugar como volante por izquierda o como puntero por dicho sector. Así también en necesario un jugador polifuncional que pueda ser opción en el medioterreno, tanto por la banda derecha como por la izquierda. Gaitán debe volver a la derecha, en donde mejor se vio. Con la vuelta de Vásquez, recuperamos la banda izquierda, pero necesitamos otra carta que pueda ser variante. Evaluando al plantel, y con la partida segura de Cuéllar, solo quedaría un cupo de extranjero. Ese seguramente tendrá que ser uno de los delanteros. Nombres para cada uno de estos puestos hay muchos, lo importante es elegir jugadores probados y que entregan la mayor garantía de buen rendimiento