Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    28.10.2013

    Chicho, la solución puede estar en casa

    chicho garcia
    (Por Jorge Cabezas)

    Iván “Titi” Ledezma nos alegró una tarde que nuevamente parecía gris y amarga. Cobreloa futbolísticamente no impresiona, pero ayer con más oficio que juego logró un triunfo necesario. Cuando llevas tres fechas de derrotas consecutivas, más una eliminación de Copa Chile, la autoeficacia y la confianza disminuyen considerablemente. Por eso ayer, más que una exhibición de fútbol, necesitábamos un bálsamo que sanara heridas, y lo logramos.

    Sin Droguett, Pérez y Vásquez sin duda perdemos en dominio de balón y fútbol asociado. Si a esto le sumamos delanteros sin gol, las posibilidades de luchar en igualdad de condiciones con los otros aspirantes al título, bajan. Herrera en definitiva no dio el ancho, y si ya poco lucía como puntero, de centro delantero no convence para nada. ¿Cuéllar o Grondona? Y si Ledezma demostró que no le pesó la camiseta, ¿por qué no intentar con Vildan Alfaro, promesa del gol de la cantera? Con lo que ha demostrado en la sub-19, más las nominaciones a las selecciones juveniles, sin duda merece al menos sumar minutos en este Cobreloa anémico de gol.

    Me preocupa que algunos jóvenes de la cantera no aprovechen su oportunidad y vean como el tiempo pasa por sus mentes pocas convencidas y metidas en su profesión. Es momento de que el talento de canteranos como Catrileo, Troncoso y López (ayer mostró cosas interesantes) aparezca y así le den una mano a un equipo duramente golpeado por las lesiones. Ayer un “mocoso” de 18 años les dio una demostración de carácter y categoría. Tomó la responsabilidad de “echarse el equipo al hombro” y con la fortuna que solo tienen los grandes, nos entregó con un gol, tres puntos de oro. Richard, Patricio y Álvaro, ustedes también pueden. La calidad la tienen de sobra, es momento de generarse las oportunidades y sobretodo, aprovecharlas.

    Muchachos, se vienen dos finales del mundo, ante la UC y O’Higgins. Tomen el DVD del partido ante en el Centenario por la Sudamericana, y se darán cuenta que ustedes, sí, ustedes mismos fueron los que hicieron tamaña hazaña. ¿Por qué no poder vestirse con ropaje de héroes y dar nuevamente el golpe a la catedra? Podemos. A trabajar a conciencia, sin perder de vista los detalles y con la actitud que requiere las circunstancias.