Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    30.09.2013

    Cobreloa, contra todo y todos

    arbitro
    (Por Jorge Cabezas)

    No soy de aquellos que ve conspiraciones en todos lados. Me cuesta mucho aceptar la existencia de la mala intención en las personas, quizás peco de ingenuidad, no sé, pero lo del mediodía del sábado en La Cisterna es realmente muy confuso. Y el lamentable arbitraje de Carlos Ulloa fue decisivo en la triste derrota de Cobreloa, sin dudas. Respecto a esto último veo dos opciones: o el árbitro Ulloa es muy malo, o, como lo señalé la semana pasada, el tener a Cobreloa como puntero absoluto incomoda mucho al “establishment futbolero”, por lo que éstos tomaron cartas en el asunto.

    El cuestionado Ulloa, venía de regalarle solo hace un par de semanas dos penales a Universidad Católica, permitiendole así destrabar un partido más que complicado frente a Huachipato. Posterior a este escandaloso arbitraje, fue suspendido por una fecha y sorpresivamente fue premiado con la nominación para dirigir al puntero frente a Palestino. Ahí está, nuevamente se lució, favoreciendo otra vez a la UC y a un O’Higgins que se transformó en el nuevo puntero debido a su triunfo, cuestionable también, gracias a un penal inexistente cobrado por Cristián Rojas, nuevamente frente a los “acereros”.

    Tras una semana llena de críticas en contra del CDF, por no transmitir los partidos del puntero invicto, un posible triunfo frente a Palestino iba a poner nuevamente en la palestra a la ANFP y a su canal asociado. ¿Por qué? Porque en la fecha siguiente ya estaba anunciada la no transmisión del partido entre Cobreloa y otro protagonista importante del campeonato: Deportes Iquique. ¿Se iban a poder bancar nuevamente la presión y las críticas, cada vez con más fuerzas, por la no transmisión del partido de dos actores principales del torneo, entre ellos el puntero? Difícil, seguramente tendrían que haber abierto la billetera, pagarle viáticos y horas extras a sus trabajadores, y así poder aplacar el pedido generalizado de privilegiar lo deportivo por sobre lo económico en las decisiones programáticas del CDF. Bueno, nada de esto pasó. Tranquilidad entonces para la ANFP y el canal de televisión controlado por Jorge Claro.

    Dos penales mal cobrados (una mano de Pérez cuestionable y una falta fuera del área), la temprana expulsión de René Lima (por un forcejeo típico en el área que no era ni para amarilla) y la expulsión de Gaitán (motivada por la impotencia tras la errónea sanción del segundo penal), es el resumen de un arbitraje que condicionó un partido que era complejo en el primer tiempo, pero que era absolutamente ganable. Se fue la punta y se cortó el invicto de 26 fechas. Listo, ya está.

    El “show” de Ulloa tampoco puede tapar el mal partido que hacía Cobreloa durante el primer tiempo, no nos debemos engañar. No tuvimos las ideas ni tampoco el control del balón, como acostumbra el equipo. Salvo Palos, que atajó increíblemente los dos penales, el bloque defensivo se vio débil, lento y superado reiteradamente por Gutiérrez y Chaves (ojo con él, gran delantero). En la construcción del juego, no tuvimos posesión ni tampoco un uso eficaz de las bandas. Lima, Pérez y Droguett no gravitaron, mientras un solitario Lezcano era la única amenaza real para el arco tricolor. Tal como la titularidad de Grondona es insostenible, el reingreso de Cristián Suárez en defensa, y las recuperaciones de Alejandro Vásquez y Pablo “Mota” González, se hacen más que necesarias para enfrentar lo que viene.

    Cobreloinos todos, ésto no se acaba acá. Si creen que con esto nos van a bajar, están muy equivocados. Si hay un equipo resiliente y que la ha peleado desde siempre, contra todo y todos, es el nuestro. A secarnos las lágrimas de la derrota, a levantar la cabeza y a seguir remándola, que esto aún no se acaba.