Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    07.04.2014

    Cobreloa: Fútbol y actitud con aroma a Sudamérica

    cobre
    (Por Jorge Cabezas)

    Ganar en tu cancha, con tu gente y en los descuentos, no tiene precio. Esa sensación de plena satisfacción, hace olvidar aquellos minutos de anemia futbolística que tuvo Cobreloa durante el partido y ratifica que, en esto del fútbol, no hay alegría más grande que obtener los tres puntos, con cojones y momentos de buen juego.

    El partido no era fácil. A pesar de que no venía con todos sus titulares, O’Higgins prometía exigir a los hombres de Trobbiani, con una solvencia táctica ya conocida en el medio y con nombres jóvenes de probada calidad. Y así fue el trámite del partido, tal como se anunciaba, con un Cobreloa en un comienzo virado en ataque, buscando abrir el marcador lo más rápido posible. Gaitán, Lima y Cristaldo, hacían un tridente en el mediocampo compacto y dinámico, y Méndez, más adelantado, aparecía fugazmente sin la trascendencia acostumbrada. Herrera y “Guachupé” Jiménez por las bandas, daban “rienda suelta” a su velocidad y desborde, pero sin resultados positivos para el equipo, al no contar, ni con Méndez apareciendo para finiquitar como nueve, ni tampoco con algún volante del tridente anteriormente citado.

    Esa fortaleza tan clara- volantes con llegada al gol- que sumó Trobbiani desde su llegada a Calama, esta vez no apareció. La ausencia de José Pérez, sin duda que afectó la propuesta anteriormente comentada, pero las lesiones no lo dejan tranquilo al ex Querétaro. Durante sus casi dos años en el club, las contracturas y los desgarros han sido la tónica de su paso por Calama. Lamentablemente, a pesar de ser aporte cada vez que juega, si se lesiona cada dos partidos, no nos sirve, pensando en una futura campaña.

    El “clásico del cobre”, entre el “Gigante de regiones” y el autodenominado “Capo de provincias” (del Cachapoal, con suerte) tuvo como figura descollante a Sebastián Roco, quien nuevamente lideró la zaga naranja, con actitud, rapidez en la marca y la debida madurez para no caer en líos con los rivales y el árbitro, que en anteriores temporadas, lo terminaban sacando del partido (expulsado o desconcentrado). No hay que dejar de destacar tampoco, al “colorado” Miguel Sanhueza, quien a base de esfuerzo y profesionalismo, se ganó la camiseta titular en la defensa naranja, y quien, gracias a su gol, nos permite soñar una semana más con la ansiada clasificación a la Copa Sudamericana.