Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    06.09.2013

    Cobreloa y un tumor difícil de extirpar

    cobreloa
    (Por Jorge Cabezas)

    En momentos en que en la cancha Cobreloa desarrolla la mejor temporada de la última década, con un histórico invicto de 23 partidos, protagonizando gestas a nivel local e internacional, aparecen los mismos de siempre a nublar el expectante escenario naranja. Mientras acechan los rumores respecto a la posible insolvencia económica que llevaría irremediablemente a la desaparición de nuestra institución, los dirigentes naranjas siguen manteniendo rencillas históricas, lo que nuevamente deja de manifiesto el escaso compromiso existente en ellos por el bien común de la institución loina.

    La verdad es que es difícil de entender el nivel de polarización que existe entre los dos bandos que integran la dirigencia. Acusaciones de irresponsabilidad, poco compromiso, ineficiencia y hasta imputaciones de índole personal, son pan de cada día para los socios e hinchas que, en su mayoría e inundados por la desidia y la pasividad, ven como el futuro institucional del “Gigante Minero” cada día se ve más “cuesta arriba”. En este sentido, el mea culpa debe también ser parte de nuestra reflexión interna como cobreloinos, porque los dirigentes no se eligen solos, ¿cierto? La instancia electoral de octubre se hace por lo mismo urgente e imprescindible.

    Malos manejos económicos en general, negligencias administrativas, negociaciones irregulares con empresarios en la llegada de jugadores, deficiencias comunicacionales, conflictos interpersonales entre dirigentes llevados innecesariamente a los medios de comunicación y contínuos errores en la venta de jóvenes promesas a otros equipos, son solo algunas de las críticas y realidades de las que han sido protagonistas los distintos directorios en los últimos años. Algo marcha mal en la sede de Abaroa 1757, y desde hace un buen tiempo.

    A pesar de lo anteriormente expuesto respecto al equipo directivo, sería injusto encasillar a todos en el mismo saco. Existen honrosas excepciones que han podido transformar sus gestiones en frutos positivos para nuestra entidad. La construcción del mini-estadio en el club de campo, es un ejemplo claro de que el trabajo serio trae consigo resultados concretos (a pesar de la tardanza en la entrega, es una obra histórica para el club).

    A pesar de todas las dificultades vividas durante este 2013, el trabajo de “Chicho” García y John Armijo, ha sido excelente. Y no solo son los resultados, también hay una cuestión de credibilidad por parte de los jugadores en la propuesta técnica, y un convencimiento general en la hinchada, en que ésta es la forma en que Cobreloa debe encarar los partidos.

    Finalmente y en estos dificiles momentos el llamado es uno solo; señores dirigentes, ustedes no son los protagonistas, entiéndanlo, los protagonistas del “espectáculo” son los jugadores. Y si no lo entienden así, por favor, den un paso al costado y dejen tranquilos a los que realmente quieren trabajar para engrandecer al “Gigante de regiones”.