Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    05.12.2014

    De humillaciones, horrores y otras penurias

    cobresal
    (Por Jorge Cabezas)

    Sumido en medio del caos. Era la única forma de terminar un torneo horrible, penoso y humillante. Mientras los mismos de siempre siguen dando espectáculo del más bajo nivel, el equipo prepara el cierre del campeonato ante Ñublense, buscando cerrar de la forma más digna posible, un torneo que ha pasado a la historia como aquel que vio a Cobreloa pisoteado en el sótano de la tabla de posiciones.

    Que llega Marco Antonio Figueroa, que Augusto González no quiere a MAF, que los “Pura Sangre” siguen haciendo de las suyas desde la oscuridad y que se va Palos y Méndez, dos imprescindibles en esta cruda realidad, son las noticias que siguen angustiando al pueblo naranja.

    Creo firmemente que la opción más realista de salvar el buque naranja viene de la mano de la llegada de MAF. Figueroa, a pesar de fracasar en otros equipos, tiene una sintonía con la banca loina que permite confiar en el regreso de un equipo con actitud, fútbol ofensivo y resultados positivos a corto plazo. ¿Qué otras opciones tenemos? Vergara no dio el ancho, Sulantay está jubilado y la salud no lo acompaña, las otras opciones conocidas en las últimas horas no existen, y Caruso Lombardi, DT con probada capacidad de salvar a equipos del descenso en Argentina, no está en los planes de los unineuronales cerebros dirigenciales naranjas. MAF es el hombre, no hay otro, ¡no nos compliquemos más!

    La renovación de gran parte del plantel (no por rendimiento, sino que por que no hay más), entre ellos, los fundamentales Palos, Roco, Méndez y Jiménez, sumada a la desvinculación de los “cero aporte”, Retamoso y “Nachito” Herrera, entre otros, y la llegada de tres refuerzos de real calidad, debieran ser prioridades incuestionables para el séquito de sepultureros que manejan actualmente a Cobreloa.

    Pero en Cobreloa la lógica hace mucho tiempo dejó de darse…solo nos queda sufrir y seguir administrándole remedios paliativos a un enfermo que está sucumbiendo cada día más a un cáncer terminal irremediable. Gracias Maureira y “Puras Sangre”, gracias “G-8”, gracias por un semestre lleno de penas y humillaciones. Se llevaron el club para la casa.