Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    21.11.2013

    El caso Roco

    roco
    (Por Jorge Cabezas)

    Cuando pasen los años y nuestros hijos nos pregunten por un jugador emblema del Cobreloa de la segunda década del siglo XXI, la gran mayoría se acordará de un rudo y calvo central que dejaba siempre todo en la cancha, con sus buenas y malas jornadas: La historia de Sebastián Roco en Calama ha sido así, de dulce y agraz.

    Tras irregulares pasos por su natal Unión San Felipe, Santiago Wanderers, Deportes Temuco, Audax Italiano, Everton y Gimnasia y Esgrima de Jujuy; es en Cobreloa donde Roco encontró la estabilidad futbolística necesaria, transformándose en un referente tanto para sus compañeros como para los hinchas. Pero no ha sido fácil para “La Roca”. Su juego agresivo y siempre al límite de lo reglamentario ha sido un arma de doble filo para las pretensiones naranjas, en especial en sus primeros años en nuestro club. Expulsiones justificadas y otras debido a persecuciones arbitrales, no han mermado la valoración que hace la hinchada respecto al aporte y entrega de Sebastián.

    El 2013 no ha sido fácil para Roco. A las polémicas con Marco Antonio Figueroa y el dirigente Sebastián Vivaldi, ha tenido que enfrentar, quizás, la dificultad más grave que ha vivido en su carrera: la enfermedad de su pequeño hijo Agustín. A pesar de esta dramática situación, Roco ha realizado en este Apertura 2013-2014 su mejor campeonato desde que está en Cobreloa. Sin enredarse en polémicas con jueces y rivales, se ha dedicado a hacer su trabajo, transformándose en el bastión defensivo clave del equipo, demostrado madurez y categoría en su juego.

    Hoy nos enfrentamos a la disyuntiva de perder a la mejor versión de Sebastián Roco. Tanto tiempo esperando que llegara a este nivel de juego, para verlo partir a jugar a un equipo rival de Santiago. No es justo para nosotros. Es totalmente entendible las razones que tiene Sebastián para partir, pero Cobreloa también debe preocuparse por su patrimonio. Por él, el club desembolsó una importante cantidad de dólares, que lo hacen estar ligado al equipo naranja hasta finales del 2014. Por lo mismo, Cobreloa debe entregarle todas las facilidades a nivel familiar, para seguir contando con el aporte fundamental de Sebastián. No es momento para ver partir a uno de los jugadores claves del equipo, considerando que solo podrán llegar cuatro refuerzos (que deben ser de mitad de campo hacia arriba).