Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    05.09.2014

    El Fantasma del descenso acecha a Cobreloa

    cobresal
    (Por Felipe Correa Bravo)

    La derrota ante Cobresal  es de aquellas derrotas dolorosas, esas que marcan puntos de inflexión en un campeonato. Esto en el sentido de  que pueden  levantar a un alicaído equipo o que por el contrario, dejan más dudas del nivel  futbolístico que estás mostrando. El “Clásico del Cobre”, era de aquellos partidos que se tienen que ganar sí  o sí, si quieres repuntar en el campeonato. La tarea no se veía difícil antes del partido, pues  sólo había que imponerse a un equipo que no había ganado  UN  solo partido en todo  el torneo y que venía de quedar eliminado de la Copa Sudamericana. Por lo anterior, la derrota del pasado domingo ante Cobresal, deja  sensaciones sumamente amargas, pues deja un cuestionamiento sobre  si  Cobreloa tiene un nivel para permanecer en Primera División.

    Es cierto, faltan muchas fechas  del campeonato para que Cobreloa pueda sumar puntos y zafar del temido descenso, pero si te hacen un gol por error del portero apenas iniciado el partido, si te marcan otro gol cuando quedaban dos minutos para que terminara el tiempo reglamentario- y por segunda semana consecutiva-  y si no eres capaz de sumar puntos por errar un penal en el último suspiro del partido, para mí son síntomas de un equipo  que más allá del nivel de juego, carece de la jerarquía necesaria para jugar en Primera División. Un equipo puede no jugar bien, puede no hacer un futbol vistoso; pero no puedes despilfarrar oportunidades y cometer errores de esa manera si quieres permanecer en la categoría de honor.

    Luego de la derrota  del domingo Cobreloa quedó a tres puntos del descenso directo y mostrando problemas en todas sus líneas, lo que hace reflexionar acerca de sí el cambio de técnico baste para salvarnos. Por el bien de Cobreloa, ojalá que con la llegada de otro entrenador las cosas mejoren y podamos salir del hoyo en que nos encontramos. De esta forma, ahora no queda más que esperar que los “dirigentes” no se equivoquen otra vez y traigan un técnico de nivel para los lotinos, aunque esto  puede ser una petición demasiado ilusa por la calidad de directivos que tenemos.