Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    07.05.2013

    Era un partido clave…

    Toda la parcialidad naranja estaba expectante en la previa del partido contra el cuadro de Rancagua. Un encuentro que estaba dentro de los más importantes de los últimos años, por todo lo que se jugaba, ya que una victoria nos pondría aún dentro de los puestos de avanzada y como líderes momentáneos del torneo.

    Pero la historia fue distinta, un partido en que lo defensivo se hizo bastante bien, aguantando al rival sin cometer errores en la última línea y aprovechando la velocidad de nuestros jugadores en la parte de arriba para forzar los errores del rival. Un primer tiempo terminado en cero significó mover las líneas en el cuadro celeste con el fin de romper el gran murallón naranja impuesto el primer tiempo.

    Con un contragolpe inteligente fue el equipo de Marco Antonio Figueroa el que se puso en ventaja a los 59 minutos. Repitiendo las jugadas de la primera fracción, los delanteros naranjas lograron generar un error en la saga de O’Higgins, el cual aprovechó Pablo “Mota” González para convertir el primer tanto mediante un tiro desde fuera del área.

    Cobreloa mantuvo el mismo estilo de juego en todo el partido y esperó a O’Higgins para realizar peligrosos contragolpes. Pero fue tanta la presión de los de Rancagua, que generó una de inteligencia tremenda en la saga loina -con gran complicidad del portero Contreras- que permitió el empate mediante un certero tiro de Gonzalo Barriga en el minuto 81.

    Partido terminado en empate y que no les sirvió de mucho a ambos elencos, ya que terminada la fecha el día domingo los cuadros que siguen en la lucha por el título ganaron sus duelos y se alejaron en la punta. Era un partido clave… pero no se pudo capitalizar.