Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    02.05.2015

    La estrepitosa caída del cuarto grande del fútbol chileno: Cobreloa

    cobreloa
    (Por Felipe Correa Bravo)

    El día jueves 29 de abril será recordado como uno de los días más tristes de lo que yo recuerde como hincha de COBRELOA. Y es que a mis cortos 21 años la tristeza generada por el descenso del club de mis amores, solo es, en algún punto, equiparable a la final perdida contra la Universidad de Chile el año 2004, cuando apenas tenía 10 años.

    Si bien es cierto, no me hice hincha en la época dorada del club, los años 80-por razones obvias- igualmente he sido testigo de grandes hazañas del equipo; como aquella inolvidable copa libertadores del año 2003, en la cual fuimos el primer equipo chileno en ganar en México, ante los pumas de la UNAM, lo que nos llevó posteriormente a luchar palmo a palmo la clasificación con el Boca juniors de Carlos tevez y compañía. También, como olvidar, aquella remontada en los últimos 5 minutos (año 2005), ante el campeón vigente de la Copa Libertadores, Once Caldas, o cuando eliminamos a Peñarol el año 2013 por Copa Sudamericana, en el mítico Centenario.

    Así es como estas alegrías, me hacen ser hincha de un club grande, un club que a pesar del centralismo imperante en Chile ha sabido ganarse su lugar por méritos propios, y es que ser equipo de provincia con más título nos transforma en el cuarto grande del fútbol chileno. Por esto mismo como club grande que somos es necesario hacer una autocritica de lo que está pasando por estos días.

    Y es que la primera impresión para mí y seguramente para gran porcentaje de la hinchada, al leer la noticia de que habían acogido la apelación de ñublense; es culpar a la ANFP y apuntar todos los dardos hacia esta mafiosa institución, y la verdad es que esto no es descabellado, ya que yo también considero que no hay motivo para sancionar a COBRELOA, puesto que el articulo NO establece sanción alguna para los ayudantes técnicos; por lo que se ha hecho una interpretación análogica (prescrita por el ordenamiento jurídico) al haber un vacío legal.

    De esta forma dicho fallo vulnera principios bases de todo ordenamiento jurídico como lo son; los principios de legalidad y tipicidad; en el sentido de que sólo se pueden establecer sanciones, siempre y cuando exista una precepto legal que establezca una conducta como prohibida. Por tanto el fallo de la ANFP, es un fallo que no tiene sustento jurídico alguno, más allá de que allá influencias o no; es un fallo que no es conforme a derecho y por lo tanto debe ser revertido por las instituciones correspondiente, ya sea el TAS O LA FIFA; más aún si se tiene en consideración que la ANFP reconoce que hay un vacío en este artículo, al establecer la prohibición para los ayudantes DESDE EL PRÓXIMO CAMPEONATO.

    Así todo, la ANFP no es la única responsables de nuestro descenso, sino que también tienen responsabilidades nuestros dirigentes; al llevarnos a estar luchando por no descender, debido a malos manejos dirigenciales durante 10 años y por coronar estos malejos manejos, exponiéndose imprudentemente al riesgo de ser sancionado al sentar en la banca a HISIS.

    La ANFP nos robó tres puntos ganados legítimamente en cancha; nuestros dirigentes nos robaron las alegrías y la grandeza de nuestro club, por esto con la pena que me embarga por haber descendido, espero de todo corazón que este descenso no sea en vano , sino que el comienzo de una nueva etapa y como dice mi querido primo Javier Noriega, “comenzar de nuevo no está prohibido, por el contrario es un deber que debemos asumir todos aquellos que tenemos el orgullo de pertenecer a esta gran familia Cobreloína y que lucimos con orgullo nuestra hermosa camiseta naranja”.