Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    14.10.2013

    ¿Qué pasa, Cobreloa?

    cobreloa
    (Por Jorge Cabezas)

    Nuevamente nuestros errores nos privan de avanzar en una competencia durante este semestre. En el día de la inauguración de “La Madriguera” de Calama, instancia ideal para romper la racha de derrotas de las últimas fechas, no fuimos capaces de vencer a Cobresal y por penales quedamos fuera de la Copa Chile. Tal como ante Palestino y Deportes Iquique, la fatídica definición desde los 12 pasos nos quitó la sonrisa de la cara.

    El hecho de anotar uno de los seis últimos penales a favor, no solo se trata de una cifra más. Es una señal clara de la pérdida de confianza que está viviendo el equipo. Decaimiento en los rendimientos individuales, vulnerabilidad en defensa y delanteros sin gol, entre otras razones, han confluido en este momento de dudas que enfrenta el equipo.

    De los tres objetivos trazados al inicio del semestre, solo nos queda uno, el más importante quizás, la novena estrella. Pero para ir por ella y sacudirse de esta mala racha, las visiones condescendientes no sirven. Es el momento de reconocer que las cosas en las últimas semanas, no se están haciendo bien. Ahora es cuando, Jorge García junto a su cuerpo técnico y jugadores, deben realizar el “insight” respectivo al momento difícil que estamos viviendo. El “darse cuenta” de los errores, de aquellas cosas que no se están haciendo tan bien como antes, y de las potencialidades que aún no se logran explotar, son tareas prioritarias para afrontar de la mejor forma posible la última parte del año.

    Es el momento de “reordenar el naipe”. El jugar con un débil Colo-Colo es una tremenda oportunidad para poder relanzar nuestra candidatura al título. Pero esta situación no se dará por inercia. Cobreloa debe trabajar duro esta semana, para así poder replicar el buen segundo tiempo realizado ante Cobresal. Todos los actores naranjas tras el partido señalaron: “regalamos el primer tiempo”. Eso no puede volver a pasar. A este mismo equipo, a estos mismos jugadores, no se le pudo haber olvidado jugar de la forma que encantó a Chile y América.

    Jorge “Chicho” García tendrá que reordenar sus piezas y plasmar en su pizarra la mejor oncena posible, sin improvisaciones y fortaleciendo aquellos aspectos del funcionamiento del equipo que nos llevaron a lograr un invicto histórico de 26 partidos. Esto son una defensa ordenada y rápida, un mediocampo compacto, con mucha movilidad, presión y transiciones rápidas y un bloque ofensivo comprometido tanto en la recuperación como en la generación de ocasiones de gol. En este sentido, con el paupérrimo nivel de Cuéllar y Grondona y aún más con la baja por lesión de “distinto” Gastón Lezcano, no será para nada fácil la tarea.

    Se dice en el mundo del fútbol que cuando se pierde o no se logra un resultado esperado, la semana siguiente es larga. La sed de revancha es alta, por lo tanto la ansiedad y el deseo por terminar esta mala racha está presente, tanto en nuestro cuerpo técnico, como también en nuestros jugadores. Si antes, cuando ganábamos, no éramos los mejores del mundo, ahora tampoco somos los peores. Se vienen siete finales, solo siete partidos en donde este grupo de hombres demostrará si realmente está a la altura de lo que es la historia de Cobreloa. Seguimos con ustedes muchachos, ¡arriba Cobreloa!