Despejado | 27º C 22% H

05.06.2014

Hoy nos hace falta más que nunca algo así como una superintendencia del pipeño. Me ha tocado ver y degustar verdaderas aberraciones que invocan el nombre en vano de nuestro sagrado elíxir. Un chimbombo, no es pipeño señores. Esos ponches que veden en envase de agua destilada tampoco. Y pareciera que las autoridades sanitarias no están tomándole el peso al asunto, porque siguen viendo al pipeño como ese vino que nadie quiere ver.

LEER MÁS »