Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    05.09.2011

    Mucho Triple X y confusiones íntimas

    Hola, mi nombre es Ramón. Desde un tiempo a la fecha me llama mucho la atención ver películas XXX y masturbarme a la vez, cosa que me causa muchísimo placer. Pero me sucede algo completamente distinto con mi pareja: siento mucho más deseo con lo que veo en las películas que con ella en la cama. Necesito tu ayuda.

    Hola Ramón. Déjame decirte que tu situación es muy común entre los hombres, pero no deja de ser una pena que logres llegar a la excitación con mayor frecuencia a través de las película que con tu pareja; si tu deseo es revertir esta situación lo que te recomiendo no es necesariamente dejar las películas ni la masturbación de lado. Lo que te propongo, más bien, es incluir a tu pareja en esta técnica de estimulación audiovisual que te resulta tan exitosa. (Uy, qué rico es imaginárselo, bebé…).

    También te recomiendo una conversación previa a la incursión, ya que si la tomas por sorpresa puede resultar muy incómodo para ambos e, incluso, puede terminar siendo un mal momento.

    Ramoncito, querido, conversar para llegar a un común acuerdo es la piedra angular de la vida sexual de una pareja. No hay nada de malo en recurrir a distintas estimulaciones para disfrutar del sexo libremente, tanto en hombres como en mujeres. Ponla en conocimiento de esto y de seguro se animará a disfrutarlo ella también. Sííí…

    Hola Jessica, mi nombre es Elvira y te escribo para contarte algo muy íntimo, pero creo que es necesario hacerlo. Me sucede a diario: mi pareja es un hombre, pero cuando tengo sexo con él pienso en fantasías con mujeres (las he tenido contigo, de hecho). ¿Seré lesbiana? La verdad es que no me siento una de ellas, pero me llena de confusión lo que me pasa. ¿Qué me dices?

    ¡Elvira!, me haces sonrojar… La verdad es que no me sorprende para nada que te crucen fantasías lésbicas por tu cabecita. Aunque no lo creas lo que me sorprende es que lo confieses. Encuentro estupendo que mis lectoras se la jueguen con este tipo de preguntas.

    En primer lugar, el hecho de fantasear con otras personas durante el sexo es común, ya sea con hombres o mujeres, incluso diría que es normal e inevitable. Si es conmigo, pues, ¡bienvenida sean tus fantasías! Mi personaje de “sexy girl” me permite muchas veces entrar en las camas de mis lectores y quedarme…

    Lo cierto es que sea conmigo o con otra persona está bien que te lo permitas, mientras sea algo que te excite sanamente. Las experiencias o fantasías sexuales contrarias a la orientación sexual propia, y con la que tu te sientes identificada, no significa que te haga lesbiana. Aunque nada de malo hay en eso. Espero que te sirvan mis consejos. Besos.

    El Consultorio Sexual aparece publicado todos los sábados en el suplemento El Rayo del diario La Estrella de Valparaíso.