Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    28.11.2011

    Se acabó el deseo y todo puede pasar a los 65

    Hola, mi nombre es Patricia y te escribo para que me ayudes a recuperar la líbido perdida en mi relación. Llevo un año casada y, a pesar de que no es mucho tiempo, ya no tenemos relaciones sexuales con mi marido. Lo encuentro terrible. Nos queremos y es por eso que quiero recuperar el deseo sexual en ambos. ¿Qué consejos me puedes dar?

    Es muy común en las parejas que se casan que la líbido sexual disminuya, ya sea por las responsabilidades que conlleva mantener el hogar o por el estrés del trabajo. Pero es hora, querida amiga, que tomes las riendas del asunto. Por mi parte considero que una relación sin sexo es la crónica de una muerte anunciada. ¡Puede sonar terrible!, pero estás a tiempo de recuperar tu rutina sexual. Te daré tres tips para que los vayas alternando. Necesitarás invertir algo de tiempo y dinero, pero vale la pena. Primero: esta semana empieza por buscar un lindo motel y lo invitas a disfrutar de una noche de pasión. Cambiar la habitación de tu casa por la de un lugar que les transmita lujuria y pasión lo incentivará. Segundo: cómprate una lencería hot roja. Lo esperas con ella puesta cuando llegue del trabajo y mientras le cocinas usa tacones, te aseguro que dejarán la cena para después. Y tercero: una mañana lo despiertas con un exquisito sexo oral, sin dejar de saborearlo hasta que te pida que te subas en él._Mmm… rico, ¿cierto? Con estos consejos no hay relación que siga sin encenderse. Ñam, ñam…

    Quería escribirte hace tiempo. Me llamo Manuel y tengo 65 años. Como ves soy un hombre maduro, pero no por eso muerto. Teniendo en cuenta mi edad ¿qué me recomiendas hacer en la previa al sexo con mi esposa para llegar con mayor excitación?

    Manuel, qué rico lo que consultas. Es un placer para mí colaborar en todo tipo de relaciones y edades, ya que el sexo es exquisito a cualquier edad. Esto es lo que le transmitirás a tu esposa.
    Dile que se compre un aceite afrodisíaco para masajes, lo puede conseguir en una tienda sexshop. Esta noche los dos, desnudos, harán una rutina de masajes previos mutuos antes del sexo.
    Empezarás tú, acostado en la cama, relajado y con los ojos vendados, mientras ella recorrerá con sus manos todo tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Luego cambiarán. Tú le harás lo mismo a ella: estimularás las zonas erógenas con masajes suaves. Los dejará listos para tener una rica noche de sexo y pasión. Espero que disfruten los masajes y… ¡A gozar!

     

    El Consultorio Sexual aparece publicado todos los sábados en el suplemento El Rayo del diario La Estrella de Valparaíso.