Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    22.03.2012

    Yo estuve con un hombre gordo, con pelo en pecho y semicalvo

    ¿Puede un hombre con su cuerpo peludo, algunos kilos de más, calvo y muy poco agraciado, ser un sujeto sexualmente atractivo ? Fíjense que sí, por lo menos eso es lo que me ha sucedido a mí en reiteradas ocasiones. Les contaré una historia para que no vean que en el sexo todo pasa por la vista.
    Una noche, en una disco, conocí a un caballero de edad. Era grueso, semi calvo y desde su camisa abierta se le veía una gran cantidad de pelo en pecho. Para serles sincera, era muy poco agraciado. Pero algo tenía en su mirada y en su forma de hablar que me tenía encantada.
    El destino quiso que nos juntáramos en ese evento y que, un tiempo después, yo trabajara para él.
    Esa noche no fue amor a primera vista, pero me empezaba a interesar. Hablamos y luego él se ofreció para llevarme a casa. En el camino nos sentimos más en confianza y decidimos mejor seguir la charla en su departamento. Descorchó una botella de vino y no paraba de hablar. Yo escuchaba, pero no lo oía. Estaba más bien dedicada a imaginarme cómo sería estar en la cama con él, pues él es paisano y, mito o realidad, tienen fama de estar bien dotados. La curiosidad por descubrirlo me excitaba. Esa noche no pasó nada más allá. Al otro día, temprano, me llamó: se quería juntar conmigo para hablar de trabajo. Y yo, la verdad, me había quedado con ganas de volver a verlo. Nos juntamos a cenar.
    Me llevó a un elegante restaurante y allí empezó la conquista. Me miró con ojos de deseo toda la velada y yo estaba deslumbrada con su forma de hablar y sus manos que, en ocasiones, acariciaban las mías. Bueno, en fin, la cosa es que terminé entre sus sábanas ¡Sí, no aguanté las ganas, tenía que salir de la duda! Estaba ansiosa por descubrir cómo sería en la cama y por verificar el tamaño de su herramienta. Debo confesar que el mito es realidad: los paisanos están bien dotados ¿Serán los genes? No sé. Lo que sí sé es que, al menos para mí, no importa que un hombre no tengo el perfil de sexsymbol para intimar. Su cuerpo poco esbelto, peludo, pasa a segundo plano cuando son otros los factores que pueden excitar a una mujer. Su mirada, sus manos, su forma de besar, entre otras cosas, pueden hacer que nosotras caigamos rendidas a los pies de un hombre que para muchas puede ser feo.