Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.04.2012

    El amante santo

    Hay quienes conservan aún ciertos mitos que giran en torno a “semana santa”: no comer carne por ejemplo, no tener relaciones íntimas , no beber, evitar vestirse de rojo (ups), etc. Pero seamos sinceros, ¿cuánto queda ya de aquello?

    Yo, por mi parte, me visto de rojo (ver fotito). Y me gusta celebrar el fin de semana largo disfrutando de una romántica cena con una champaña bien helada, en la playa y a la luz de las velas. Cada cual arregla la fe a su pinta. No es necesario encerrarse en una pieza oscura a meditar. Estas fechas pueden ser de reflexión, pero también pueden servir para disfrutar.

    El año pasado, por ejemplo, me fui de viaje con unas amigas a Mar del Plata, Argentina, mi país, y ahí, en ese lugar, en plena festividad reflexiva, conocí a quien denominé “el amante santo”. La verdad es que fue sólo una noche con el amante. Ni siquiera recuerdo bien su nombre. Sin embargo, lo que no olvidaré jamás fue la escena: estábamos todas en la piscina del hotel y sólo estaba él. Argentino de esos con cara de modelo, guapo, en short, piernas con músculos, ojos celestes, pinta de italiano trasplantado en el cono sur. De inmediato fue una especie de competencia entre nosotras: la que lo conquistaba seguro tendría estadía gratis. Partieron primero las chiquillas, luego llegó el turno de Alonso, la campeona.

    Y, amigos, sí, lo conseguí. Le llevé una copa de champaña y le dije que sería original: “No quiero saber tu nombre”, le dije, “sólo llévame a la habitación y me prestas el baño”. Él actuó con calma, pero sin mostrar flaqueza. Así llegué a la pieza y, en la habitación, no me aguanté las ganas y le robé un beso. Él me recostó en su cama y me besó desde la punta de los pies hasta la nuca…mmm…exquisito.
    Tuvimos sexo en su alcoba (all night long) y, a la mañana siguiente, despierto y ya no estaba. Sólo, como en las películas, había una nota que decía: “Está cancelada tu estadía. Te estuve esperando en la piscina, mientras desfilaban por mi lado tus amigas. Pero sos vos. y sólo vos, la que me interesa”. Firma: “El Amante Santo”. Wooow, quedé plop. Nunca volví a verlo, pero a eso, queridos amigos, le llamo yo una gran “semana santa”.

     

    El Consultorio Sexual aparece publicado todos los sábados en el suplemento El Rayo del diario La Estrella de Valparaíso.