Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    22.05.2012

    Mi primera vez fue con un rockero

    No es algo extraño: el estado de salud en el que se encuentra Gustavo Cerati nos conmueve y nos afecta a todos. Será porque de alguna u otra forma Soda Stereo ha marcado episodios, momentos o vivencias memorables en nuestras vidas, sobre todo en los que nacimos en los 80`. Ojalá tengamos la oportunidad de volver a escuchar su voz, ojalá esto sea solo una “Vuelta por el universo” (como se titula una de sus canciones) para luego regresar y deleitarnos con su talento nuevamente.

    Pero la realidad es que sigue en coma y al igual que otros cantantes lo han hecho imponiéndole canciones, yo por mi parte también quiero rendirle un modesto homenaje a su música.

    Lo que pasa, queridos lectores, es que yo, como tantos otros, me enamoré y tuve fugaces aventuras eróticas, excitadas jornadas carnales, al compás de, por ejemplo, “Trátame suavemente”. De hecho, amigos, y aquí abro mi baúl de recuerdos, mi ejemplar de Hello Kitty: en esa época, con Soda de fondo, viví mi primera experiencia sexual ¡¡¡Sí, aunque no lo crean, todavía me acuerdo!!! Jajaja. Bueno, en todo caso, quién no recuerda aquel episodio tan trascendental en su vida, no?

    Coincidentemente, así como Gustavo, mi pololo de aquel entonces también era rockero. Era baterista de una banda que tenía éxito por esa época. A decir verdad, esto de iniciar mi vida sexual con el baterista de una banda de rock, para mí no fue lo mejor que me haya pasado. No sé, los nervios, la falta de experiencia, la estrechez de los músculos vaginales, etc. Todas esas cosas hicieron de aquella situación lo más tormentoso de mi vida como mujer. Ahora me acuerdo y hasta me causa risa de repente, pero en esos momentos, uf. Uff. Sí que sudé la gota gorda, es más, ni siquiera se logró concretar la penetración. No hubo caso. Hasta me daban ganas de llorar. El baterista estaba obsesionado. Es que perder la virginidad duele, chicos. Duele en serio. Dueeeele mucho. Así es que les recomiendo a los hombres que estén por desvirgar a una mujer que, por favor, tengan paciencia y lo hagan con cariño. Tal vez sería aconsejable que usen un buen lubricante.

    En fin, amigos, volviendo a mi historia, mi rockero me tuvo paciencia y logramos hacer el amor. Ocurrió en la segunda vez que lo intentamos eso sí. Y a medida que fue pasando el tiempo me gustaba más y más…Ahora no hay nadie que me lo saque de la cabeza, jajaja.
    Imagínense esta historia acompañada del mejor rock argentino de todos los tiempos: Soda Stereo, amigos míos. Y por eso te dedico esta humilde historia de mi primera vez a ti, Gustavo. Y te la dedico a nombre de todos los que de alguna forma conocimos el amor con tus canciones. Estés dónde estés espero haberte robado una sonrisa.

    Por brindarnos tus canciones, tu carisma, tu talento y por dar el fondo musical de mi primera vez:

    ¡Gracias totales!