Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    04.06.2012

    Clasificatoria: Sexo en el entretiempo (15 minutos de placer)

    Ya todos sabemos que los días en que hay partido de la selección chilena (y ahora estamos en pleno), el país se congela y  las mujeres quedamos en segundo plano. Es más, por lo general se acuerdan que existimos sólo si el equipo de sus amores mete un gol. Entonces giran para darnos un beso de alegría anti-erótico. Y eso si es que estamos cerca. Pero ni hablar si pierden: no emiten sonido,  ni nos miran el sostén.

    Por lo mismo después de darle vueltas al asunto, encontré la solución: lo ideal es aprovechar al máximo el entretiempo ya que tienes allí 15 minutos de su concentración. Y con la adrenalina es más excitante, así es que, por favor, ponte las pilas, ajusta el colaless, aprovecha rápidamente la oportunidad de ponerte al día con tu pareja en el sexo. Ojo: mientras le sirves su cerveza y el picoteo, algo liviano para que no tenga malestar en el ejercicio, ya estás preparada para que cuando termine el primer tiempo lo lleves de inmediato a la habitación. No demores. El segundo tiempo se viene encima. No pienses. Tú lo tomas , lo desvistes y lo besas apasionadamente (lo más recomendado y eficiente es el sexo oral ). No sólo lograrás que se relaje después de tanta tensión, si no que, además, tendrás un sexo caliente y energético.
    No olvides que viene el otro tramo del partido y ahí, si la selección pierde, si Alexis está marcado, si el Bichi está desorientado y se bloquea la Roja, tú sufrirás las consecuencias. Serás tú la que no tendrá una segunda etapa.  Por eso encárgate de que sea lo más osado y práctico.
    Lo que pasa es que las mujeres tenemos un rival en la cama: el fútbol. Un partido excita a un hombre tanto como una pechuga. Es una pelea equilibrada. La fórmula será unirnos al enemigo. Pactar un acuerdo con los 90 minutos.
    De manera que insisto con la eficiencia del sexo oral: él, incluso, puede estar en ese entretiempo, tendido, viendo las repeticiones de los goles y tú poniéndolo ardiente.
    No te preocupes si no llegas a la cama. No hay problema:  cierras la puerta de la cocina para que no entre nadie y lo haces en la mesa. Aconsejo bajarse solamente la ropa interior.  No optes por el desnudo completo, es mucho tiempo.
    Así es que ya está todo dicho … un rapidito y los dos quedan contentos. Él vuelve al sillón más tranquilo y relajado. Total ya metió su propio gol. Y ya  no será tan frustrante si pierde la selección. Y tú ya no tendrás que acercarte a la pantalla para ofrecerle algo de tomar o beber  para llamar su atención.  Estarás satisfecha. Y mientras él ve el fútbol, tú podrás dedicar la tarde a tus amigas.
    Al final se puede, amigas. Se puede gozar el fútbol. Pero a nuestra manera.
    ¡Suerte con esos quince minutos!!