Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    06.08.2012

    En la cama con Stefan Kramer

    ¿Cómo sería estar en la cama con una persona tan multifacética como Stefan Kramer? ¿Se imaginan si les tocara alguien así? Bueno, mi amplia experiencia en relaciones sexuales de todo tipo me avalan para reunir, en una sola persona, tantos personajes como los que imita Kramer en su saga, llevarlos a la cama y sacar conclusiones de cada personalidad.

    Para desglosar las características, en esta oportunidad escogí tres famosos que él imita los cuales me parecieron los más entretenidos: El Negro Piñera, Farkas y el Presidente Piñera.

    Comencemos con El Negro. ¡Ay, Dios! No sé si será más difícil estar en la cama con este sujeto o imitarlo. Pero estoy segura de que en la cama debe ser una auténtica estrella de rock, apasionado e intenso. También me parece que debe ser muy caliente. Eso sí, por lo menos yo no tendría nada de sexo oral con este caballero, pues es muy probable que con esa barba tan protuberante te den cosquillas en lugar de orgasmos. Pero lo más osado será que, en el peak sexual, le digas en lugar de un gemido: “¡Dale, papito, papurri, papá!”. Estoy segura de que con eso lo dejarás loco.

    Continuamos con Farkas. La verdad es que si me lo preguntan, no me da la sensación de ser una máquina sexual, por el contrario, me lo imagino más bien tranquilo. Pero sí debe ser alguien que sabe lo que quiere y lo que le gusta. Por otra parte, como lo ha demostrado, es una persona de corazón generoso. Seguro que si estás cansada y no quieres sexo esa noche, pues te convence con alguna joyita y lo haces feliz. En el sexo también debe ser bondadoso. No creo que se vaya antes de que tú termines. Y, bueno, lo mejor sería que tenga todo grande, digo, como sus bienes ¿no?

    Por último nos encontramos en la cama con el siguiente imitado: el presidente Sebastián Piñera. Rara vez debe tener tiempo para dedicarle al sexo, ya que su agenda debe estar ocupada desde el comienzo hasta el fin del día. Pero sin incursionar en inclinaciones políticas, pues al parecer las cosas en el país no las ha hecho tan mal, sobre todo en su época como empresario, así que si tienes una alegría sólo de vez en cuando, siéntete satisfecha. Lo que sí tendrás asegurado son algunas promesas como “seremos el sexo del cambio, el futuro y la esperanza”, “trabajaremos para cambiarle la cara al sexo”, “instalaremos en Chile una nueva forma de tener sexo”. Ahora, creerle sólo depende de ti.

    Muy bien. Estos tres exponentes de las imitaciones de Kramer podemos reunirlos en uno solo e igual me parece que tendrá sus ventajas. Si no me crees, anda a ver su película. Pero yo creo que no sólo tendrás en la cama a un hombre caliente, apasionado y adrenalínico, como lo son los rockeros, si no que, aparte, nada te hará falta: joyas, viajes, millones, abrigos de piel de zorro, y por último “aprenderás un sexo colectivo para los millones y millones de chilenos y chilenas de nuestro país”. No sé si sería el hombre perfecto, pero de que lo pasaremos bien y será entretenido, eso se los aseguro.