Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    13.08.2012

    Confirmado: Los mineros son ardientes

    Hace unos días se cumplieron dos años del rescate de los 33 mineros. A la vez, durante todo el mes de agosto Chile conmemora a la minería y en particular el 10 de agosto, día de San Lorenzo, se celebra el Día del Minero. Por eso, y dado que en Chile los mineros son una gran comunidad cn diversos estilos de vida, he decidido hablar sobre su vida sexual.

    Gracias a mis recorridos por diversas minas de este maravilloso país, en las cuales me ha tocado realizar varios eventos de alto contenido sensual con muchas de mis colegas modelos, pude conocerlos bien de cerca. Y a fondo. Ya que por lo general la estadía incluye alojamiento y, en los ratos libres o almuerzos, aprovechamos para conversar y conocerlos. Si bien es cierto que el trabajo que realizan es duro, tienen también sus días de relax. Pero es un trabajo intenso, entonces imagínense la cantidad de deseo sexual acumulados en aquellos que pasan eternos días encerrados allí. Debo decir que los atienden como reyes.

    Nada les falta, buena comida, lindas instalaciones y comodidades como en casa. Aunque es evidente que lo que no tienen son relaciones porque, cuando hacemos nuestro show, son cientos de hombres los que aúllan como lobos feroces sedientos de sexo. Y en sus días libres son muchos los que llegan a buscar cariño. Repletan las casas de remoliendas, bares, discotecas y pubs que abundan en las bajadas de prácticamente todas las minas. Una colega mía que tuvo sexo con un minero en la habitación al lado de la mía, en una mina a 4 mil metros de altura, respondió a todas mis inquietudes como: ¿Afecta la altura? ¿O la falta de oxígeno? ¿Son más bien ardientes o tranquilos? ¿Los hombres que hacen trabajos pesados son mas rudos en la cama o es un mito?

    Bueno, lo que me contó fue lo siguiente: sí, afecta la altura, sobre todo la falta de oxígeno. Lo ideal es tener sexo, pero tranquilo, no agitarse mucho. Y disfrutar más bien de cosas como posiciones cómodas, sexo oral, en fin, nada que signifique mucho esfuerzo. A grandes rasgos, son calientes. No hay que olvidar que pasan muchos días sin sexo y cuando te agarran…¡mama mía! Te dejan exhausta, pero feliz. Son fogosos y no se cansan gracias a su buen estado físico, aquel que les permite estar varias horas haciendo trabajos intensos. Por último mi amiga me dijo: “Fue una experiencia maravillosa, así es que si vuelves a una mina no sólo puedes hacer feliz a un minero, sino que también lo estarás tú! Así que será cuestión de comprobarlo. Ya saben, chiquillas, buen dato el de los mineros ¿no creen?