Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    01.10.2012

    Mi vida como ninfómana

    A raíz de una noticia que se extendió en las redes sociales -y que trataba sobre una mujer ninfómana que estuvo teniendo sexo durante varios días seguidos con distintos hombres-, se me vino a la mente aquella época en la que yo también padecía de esa especie de adicción sexual. En esos días en que en lo único que pensaba era en tener sexo con cuanto hombre conocía. Me bastaba una mirada para que ya estuviera acostándome con ellos. Ustedes dirán: “Pero qué terrible ¡Cómo tan fácil!”. Sobre todo dirán eso las mujeres. Pero la verdad es que, en el fondo, sabemos que la mayoría de nosotras, a la que nos gusta pasarlo bien y tener una vida sexual activa, nos ha pasado eso en alguna etapa de nuestras vidas. Es más, tengo amigas que aún siguen en esa onda ¿Habrán quedado pegadas ? ¿O serán ellas quienes mejor lo pasan?

    Bueno, lo cierto es que yo he vivido en carne propia lo que se llama ser una verdadera ninfómana y no encuentro que sea algo para sentir vergüenza. Al contrario, cada una de las experiencias me ha dejado una forma distinta de hacer cada cosa. He aprendido diferentes posiciones, diferentes formas de hacer el sexo oral, etc…En fin, somos todos distintos, por lo mismo me atrevo a decir que cada cual le pondrá su toque particular a cada relación sexual y esto es lo sabroso de tener varias experiencias. Atrás quedó aquella creencia de que las chicas que se acuestan con muchos son, por decirlo de algún modo, “fáciles”; Y los chicos que se acuestan con muchas son “ídolos”. O por lo menos eso es lo que me parece a mí. Y para los que aún siguen pensando lo contrario, yo les diría que dejemos los prejuicios. Gocemos del sexo libremente y como quiera cada cual, pues, lo mejor será que nos preocupemos de cosas que sean más importantes, como ser mejores personas por ejemplo.

    Por estos días mi situación no ha cambiado mucho, pero estoy más tranquila. Ya no son esas eternas horas de sexo hasta quedar exhausta como antes, sino que prefiero algo más bien corto, pero fogoso. Hay quienes dicen que es mejor calidad entes que cantidad, pero eso es algo que tiene que comprobar uno mismo. Así es que, ya lo saben, queridas amigas, no se dejen influenciar por aquellas amigas mojigatas. Si necesitan más horas de sexo que sus amigas y se consideran ninfómanas, no tiene nada de malo. Y, además, la que puede puede. Y la que no ….Como dice Arjona ( cantante que entiende muy bien a las mujeres ): “Si el pasado te enseñó a besar así, benditos los que estuvieron antes de mí”. Sabias palabras. Y con esta frase me despido para que se la canten a su chico si en algún momento se atreve a criticarlas por su pasado. Porque al final todos tenemos tejado de vidrio…¿o no ?