Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    15.10.2012

    Acabar juntos

    Nooo… es que no hay nada más rico que tener un orgasmo al mismo tiempo que tu pareja, terminar juntos, acabar simultáneamente! Es por eso que después de haberlo experimentado, decidí ponerme en campaña para prestar más atención y dominar los métodos que empleamos (tal vez sin darnos cuenta) para llegar juntos al clímax y de esta manera lograr coordinarlo cada vez que queramos compartir este momento tan fogoso con nuestro compañero sexual. Porque si no lo han probado, se están perdiendo de un intercambio de fluidos tan especial que no sólo los hará ver estrellas de todos colores, sino que también los hará sentir que, por un momento, fueron “uno”. Sí, aunque suene un poco místico, algo de misterio hay en esta energía tan poderosa que se siente cuando tenemos un orgasmo.

    Hay que tener entonces varios conceptos bien presentes para lograrlo. En primer lugar, ser conscientes de que estamos los dos en busca de este objetivo. Por lo mismo, es más rico aún ponerse de acuerdo y conversarlo mientras están comenzando a tener sexo. Inclusive, verás que lo hace más excitante aún decir algunas frases que le ayuden a recordar el acuerdo, ya que es muy probable que entre tanto entusiasmo y tanta pasión se le olvide cual es el objetivo final y se vaya antes que tú. Puedes recurrir a frases como: “Dime cuando estés llegando”, susurrándola en su oído. Y lo repites con voz aún más caliente: “Dímelo, dímelo”. Debes procurar entrar en ese coqueteo y llegar al mismo tiempo que él. Y si se adelanta y te dice “ya viene” y tú todavía no lo logras, dile que te espere hasta que logren irse los dos juntos y tener este maravilloso orgasmo simultáneo. Les aseguro que lo disfrutarán al máximo y quedarán más relajados que cuando lo hacen de la forma habitual (cuando cada uno se va por su lado).

    Bueno, ojalá lo pongan en práctica. El único detalle que me quedaría en el tintero es aconsejarles a las mujeres que no se obsesionen con el objetivo final. Esta experiencia no tiene que ser de un día para el otro. Es muy probable que, si no lo han hecho antes con la pareja actual, cueste un poco. No olvidemos que el sexo se construye de a dos y que en cada relación nos conocemos un poco más. Por esto, lo más probable es que resulte recién a la segunda o tercera vez u hasta décima vez que lo intentan. Pero relájense. Disfruten y gocen de cada relación sexual. Y quizás en una de esas relaciones, sin querer, sin pensarlo, llegue ese exquisito orgasmo compartido.