Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    28.01.2013

    Así se pone un preservativo (consejos prácticos para mujeres)

    Y, sí, el sexo circunstancial te puede jugar una mala pasada. Por eso, para prevenir malos ratos, lo mejor en estos días -en los que seguramente tendrás sexo con alguien al cual no volverás a ver nunca más en tu vida- es cuidarte usando preservativo. Pero, claro, como todos sabemos, la cosa con el condón cambia. Seguro se te viene a la mente aquel mito de que la sensibilidad no será la misma, o que cuando llegue el momento de ponérselo se vuelva todo un problema. No siempre es grato parar en pleno momento de calentura para proceder a todo el trámite: se enfría la situación y muchas veces no pasa nada. A veces, en el peor de los casos, los amantes dicen Chao al Profiláctico y continúan sin protección. Y esto último es lo preocupante. Por eso en esta ocasión les daré un secreto que a mí me dio excelentes resultados. No sólo te permitirá hacer de esta situación algo más excitante, sino que también incluirás al preservativo como parte de una performance muy erótica.

    En primer lugar nosotras somos las que tenemos que tomar las riendas de la situación. Entonces, si sabes que vas a tener sexo, lo más recomendable es que tengas siempre en tu cartera una caja de esos preservativos especiales que otorgan una sensibilidad absoluta. Y verás que con este tipo de condón lo pasarás increíble y el tema de las sensaciones será exquisito y tan ardiente que sentirás que no estás usando nada.
    Okey. El próximo paso, chicas, es ponérselo al afortunado galán. En esto debes prestar mucha atención, pues todos tus movimientos deben ser suaves y muy cautelosos. De forma muy sensual lo tomas, lo a abres con tus dientes mirándolo con ojos de deseo, y te pones el condón en la boca tomándolo con el dedo índice. Y lo dejas incrustado dentro de la pequeña cavidad y lo posas en tus labios de tal forma que el anillo quede entre tus labios y tus dientes, haciendo como una “o”. Luego posas el condón en el miembro y deslizas suavemente el anillo hacia abajo con tus manos. Y con tu lengua lo sigues lubricando desde arriba hacia abajo, suave y sensual. Una vez cubierto todo el diámetro estarás lista para tener el mejor sexo de la noche veraniega. Y no sólo lo pasarás bien, sino que además de sacarte la calentura estarás protegida y libre de tener que gastarte las lucas de las vacaciones en aquellos benditos test de embarazo que se venden como pan caliente en estas fechas. Y libre, también, de cualquier mal momento que te pueda ocasionar una enfermedad de transmisión sexual. Piensa, además, que puedes encontrar condones muy sabrosos, con distintos aromas, sabor a frutilla, berry, etc. Digo esto para aquellas chicas a las que les da náuseas el sabor a látex. Ahora, les recomiendo que primero lo hagan solas en casa. Practiquen con un pepino, por ejemplo, o con tu consolador personal si eres de las que les gustan los juguetes (o sea, si eres de las mías: mujeres osadas y liberales). En conclusión, todos estos consejos evitarán que pases un papelón por la falta de experiencia y arruines la noche sexual. Vamos. Por un polvo seguro este verano ¡Y atrévete a gozar sin culpas!