Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    01.07.2013

    Una vedette en el dormitorio

    vedettes

    Imagínense lo feliz que estoy en esta oportunidad: me toca hablar de ser vedette y yo, desde que llegue a este país, me he paseado por cuanta revista de espectáculos se ponía en Viña y además he recorrido todo el país dedicándome a ser una mujer sensual arriba de los escenarios. Por lo mismo, ahora puedo ser capaz de darles los mejores tips, queridas lectoras,  para que esta noche saquen todas las plumas y lentejuelas a escena y se animen a ser una auténtica vedette en la cama de su hombre.

    Todo esto, por supuesto, ha sido impulsado por la serie Bim Bam Bum. Ahí, en ese trabajo audiovisual protagonizado por Andrea Dellacasa, se recrean los años dorados del vedetismo chileno. Y una concluye que desde esa época hasta hoy todas nosotras llevamos una vedette adentro. Lo que pasa es que no todas tienen las agallas para hacerlo. Quizás por vergüenza, porque no se sienten seguras, o por otros diversos motivos. Pero todo eso se terminó. Tienes que tomar la iniciativa, saca esa vedette que llevas contigo y anímate a vivir una verdadera noche de teatro revisteril en tu habitación.

    Para empezar, tienes que procurar sacarte la timidez. Si te sirve, puedes tener una botella de champaña para acompañar tu performace. Te pones la tenida más sensual que tengas (el rojo atrae la pasión) y unas plumas que cubran tu cuello sería lo ideal. Las transparencias lo dejarán loco. Y un toque de labial también rojo. Con eso estamos listas para la acción. Una música sensual puede acompañar tu entrada a la habitación. Con movimientos sensuales le bailas sin quitarle la mirada de sus ojos. Súbete encima de él. Le bailas suavemente, acariciando su pecho, sacude tu pelo de un lado a otro. Ponle a él las plumas y puedes jugar con su cabello, tienes que ser suave, pero, a la vez, una perra sexual. Vuélvete loca. Eres una bestia. Eres un delicado objeto sexual. No es noche para conversar. No es una noche para que demuestres tu dominio de la filosofía. Tú eres sexo. Tú quieres sexo. Es un momento de fuego. Que esta noche sea un destape total de tus más calientes y perversas sensaciones. Anímate a vivirla como si estuvieras en escenario haciendo tu más hot baile sensual. Eres la protagonista del dormitorio. La reina de la pieza. Que nada te frene. Hazlo. Calienta a tu hombre como nunca antes lo habías hecho.

    Verás que las vedette no sólo están en los escenarios. Todas los mujeres podemos sacar nuestro lado más sexy, es cuestión de atreverse y de sentirse excitada por la atmósfera. Porque si bien es cierto que con todos estos tips dejarás a tu chico más caliente que tetera de campo, tú sola vas a descubrir que cuanto más sensual te sientas, más excitada llegarás al sexo. Recuerda que lo mejor y más audaz de esta noche tiene que ser la previa, con un baile, una tenida o sólo tu actitud. Pero hazlo. Anímate. Verás que el sexo de hoy no será igual a otros días. Sale de la rutina y conviértete en la vedette más sensual. Aunque sólo sea por una noche.