Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    08.07.2013

    Fantaseando con la selección chilena Sub 20

    lichnovsky

    Este último tiempo la Sub 20 ha tenido un gran éxito. Yo creo que en gran parte se debe a que los chiquillos están bien preparados y bien entrenados. Pero, sobre todo, lo que los mantiene con esa energía avasalladora es la edad. Porque, claro, tener veinte años y estar haciendo deporte desde pequeño los hace unas máquinas en la cancha. Si bien no son muy mayores, tampoco son tan niñitos, y todos sabemos que a esa edad estamos en la plenitud sexual. Sí, definitivamente podemos decir entonces que con esa garra, esa mirada de tigre y las agallas que ponen en cada partido,pues, me imagino cómo deben de ser en la cama. Estoy segura de que son unas máquinas sexuales en el ring de cuatro perillas.

    Yo me pongo a pensar y si bien es cierto que me considero una mina con bastante experiencia en lo que tenga ver con el sexo, y siempre he dado cátedra a cuanta pareja se ha pasado por mis sabanas, debo reconocer que esta vez pienso diferente: no soy muy mayor, tampoco tan menor, pero soy una mujer de 32 años que sabe lo quiere, lo que le gusta que le hagan y que le gusta hacer. Lo he probado todo y estoy en esa parada en la que nada me sorprende, sexualmente hablando. Por lo mismo, creo que pienso diferente ahora que poco me queda por descubrir. Entonces me replanteo lo siguiente: ¿Y si resulta que tengo sexo con un gallo de 20 y me deja atónita, anonadada, deslumbrada?

    Puede ser, por qué no. Los tiempos cambian así como también lo hace el sexo. Y los que están en esa etapa están viviendo cosas nuevas, más evolucionadas quizá, no sé, se me viene a la mente que tal vez hasta hayan inventado nuevas formas de tener sexo, nuevas poses, a lo mejor descubrieron nuevas zonas erógenas, o si no es así tal vez tienen nuevas formas de estimular, en fin, estoy en conmoción mental porque sinceramente en esta oportunidad me parece que harto bien me vendría una sesión de sexo moderno. Es que seamos honestos, nos acostumbramos demasiado al sexo rutinario, las mujeres sobre todo. Y yo no estoy ajena a ese problema. Yo creo tener la solución para terminar con este inconveniente. Lo que pasa es que no sé si la podremos adaptar a los tiempos en que vivimos, porque si bien estamos más “open mind” que en otros años, aún seguimos a años luz de que el sexo sea un deporte en el cual solo se mezclen las personas con el simple fin de ejercitarse y adquirir más experiencia en ese campo sin involucrar sentimientos. O bien, ser tan clever de poder tenerlo solo con aquel que nos enamore de verdad.

    La cuestión es que ahí está la solución al problema de la rutina. Lo que necesitamos es que nuestros hombres vayan y recauden información sexual teniendo nada más que sexo con una mujer de veinte años y nosotras hagamos lo mismo y tengamos sexo con otro joven igual. Una vez que volvamos a la cama con nuestras parejas, procederemos a incorporar lo aprendido y así pasarlo mejor en la cama.

    ¿Qué les parece la idea?