Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    15.07.2013

    No tengo sexo con flacos

    gordo

    A raíz del asombro mediático  por la extrema delgadez de Luli y Valentina Roth, me he puesto a pensar qué pasará también con los hombres muy flacos, aquellos exageradamente delgados, digo.Piel y hueso.

    ¿Y sabe qué? Acabo de darme cuenta que nunca tuve sexo con un tipo así. Siempre me he inclinado por los que tienen aunque sea su guatita de pan ahí, bien redondita. Sinceramente me gustan los más rellenitos, antes que los más flacuchentos.

    Me calientan los rollitos…¡en serio! En el sexo definitivamente me excitan.

    Ahora, claro, tampoco se trata de llegar a los extremos. Mientras el caballero aún alcance a mirase el miembro sin necesidad de inclinarse, pues hasta ahí vamos bien. Pero si estamos ante una situación “sopa fría”, como llamamos en Argentina  (es decir,  la grasa no deja ver el fideo) ahí sí que estamos mal y necesitaríamos hacerle una dieta o que haga más ejercicio, no sé, pero yo me preocuparía. Los flacos no tienen ese problema, siempre se lo ven. Aunque no sea ni muy grande, ni muy chico, siempre tendrán la suerte de verlo, saludarlo, acariciarlo, habrá que ver si la delgadez viene acompañada de agilidad sexual también. Entonces sería genial. Lo importante, en cualquiera de los dos casos, es que esté saludable. Eso es cierto, pues de nada sirve vernos súper esqueléticos si estamos más o menos no más con la ingesta de vitaminas y minerales que nos hacen tener energía. No olvidemos que el sexo, más allá de darnos excitación, de que es muy rico y a todos nos gusta hacerlo, también es un ejercicio que requiere estar sano, para poder disfrutar de él como de cualquier otro ejercicio físico.

    Y no se preocupe entonces si tiene mucha guata. Póngase contento: cuando la baje se le verá más, como dicen “Las Iluminadas”, ¡grende! Está de más decir que soy una mujer aperrada y no me fijo en el qué dirán. Porque, ¿saben qué, chiquillas? Si los hombres muchas veces hacen chistes con nuestras pechugas o nuestro trasero -pueden bromear todo lo que quieran porque nosotras tenemos sentido del humor- en fin, ahora espero que ustedes también lo tengan, mis lectores del área masculina, porque también nosotras tenemos derecho a echar la talla como se dice. Así es que si no quiere ser “sopa fría” y quiere estar delgado para el verano, tenga harto sexo. Para mí es el mejor ejercicio para bajar esos kilitos de más. Pero no se quede tan flaco, deje su rollito allí mientras dure el invierno. Es más calentito para hacer cucharita.