Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    19.08.2013

    Te deseo tanto, Jorge Sampaoli

    sampaoli

    Nunca me voy a olvidar cuando el 3 de diciembre del 2012 Jorge Sampaoli fue presentado como nuevo entrenador de Chile. Sobre todo porque ese es el día de mi cumpleaños y, para serles sincera, para mí fue el mejor regalo. No sólo porque considero que es un tipo inteligente, hábil y capaz de llevar a la Roja de Todos a la gloria, sino porque lo encuentro estupendo. Yo lo observaba desde que estaba en Universidad de Chile y siempre he admirado su talento. A las mujeres nos gusta eso: un tipo maduro, inteligente, deportista ¿Se imaginan, queridas lectoras, cómo será en la cancha del amor? ¿Cómo será buscar un orgasmo junto a Sampaoli? Qué jugadores, qué arqueros ni que nada, el entrenador es el verdadero capo del equipo, el cerebro de la manada de jugadores que, como en un juego de ajedrez, mueve las piezas a su gusto. Es que si lo pensamos, amigas prendidas, si este hombre, apodado sin erotismo como el Pelao, es un gran estratega en el pasto, no me cabe duda que también lo será sobre un colchón. Intuyo que es un magnate en la cama. Me lo imagino todo un gentleman. Debe ser un auténtico semental, pero que nada hace al azar. Yo creo que hasta para llevarte a la cama tendrá la estrategia perfecta. De hecho, dicen que él vive encerrado varios días en su pieza, enclaustrado entre cuatro paredes, meditando sobre su rival. Ahí, amigas, ya tenemos un dato.

    De modo que si algún día tienes la suerte de que te invite a salir el Gran DT ni se te ocurra venderle la pomada, ni la pescada, porque si dio su primer pase-gol y te quiere conocer, es porque ya te conoce enterita. Como si fueras su próximo rival. Así es que lo mejor será dejarte llevar no más. Y que te dirija hacia donde quiera. Total, más que un par de goles no creo que meta: recordemos que muy sensual será, muy macho alfa, un señor atrevido y etcétera, pero tampoco es un cabro de la Sub 20. Ya tiene sus cuantas primaveras sexuales a cuestas nuestro magnate. Y cuando se pasan los cuarenta el sexo ya no es tan activo como a los veinte. Es más: en esa etapa prima calidad sobre cantidad. A menos que el tipo esté bien entrenado y nos sorprenda con un golazo de media cancha y otro desde el vértice del área y termina todo con una tanda de penales y al final nos gane por paliza, una goleada tremenda y…mmm…suena excitante, ¿no creen?

    Yo por mi parte preferiría que haga lo mismo que hizo con la selección en la primera cita. Que vaya despacio, pero seguro. Que conduzca con la experiencia que lo caracteriza y su espíritu visionario. Seguro caería rendida a sus pies. Porque es cierto: un tipo que te deja con la boca abierta de tanta sabiduría en la primera cita, te motiva para la siguiente. Y para la siguiente y para la otra y así hasta el final. Te convence y te entregas. Aunque, aclaremos, no estamos regaladas. El señor igual tiene que encandilarnos y jugársela, obvio, las minas de ahora ya no nos conformamos con dos chivas y a los goles. No. Nosotras queremos galanes de verdad. Y estoy segura que Sampaoli es uno de ellos. Sólo sería cuestión de probar. Así es que, ya lo saben amigas, nada de pequeñeces en estas eliminatorias. Todas nuestras miradas están con Sampaoli. Junto a él queremos salir campeones en nuestra cama. Y al fin gritar, satisfechas: ¡Viva Chile, mierda!