Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    29.05.2012

    #Educacion

    Harto se ha hablado de Educación este último tiempo. La verdad… me referiré a este tema, pero no desde el ámbito de la academia ni del modelo educativo. Opinaré a través de algunas afirmaciones y reflexiones reales escuchadas por ahí de algunos padres que no entienden muy bien el rol que les toca en la formación de sus hijos.

    ¿Qué está haciendo el colegio para resolver este problema de disciplina que involucra a mi hijo?

    Momentito… es la patudez máxima asumir que el colegio debe hacerse cargo de nuestros hijos. ¿Qué estás haciendo tú con la formación de tu hijo fuera del colegio? ¿Qué es lo que más le gusta del colegio? ¿Qué lo intimida? ¿Conoces sus inquietudes? Si no sabes cómo es tu hijo (porque no tienes tiempo para estar con él), cómo puedes ser tan caradura de responsabilizar al colegio.

    Es que la Educación en Chile es mala

    ¿Y cómo andamos por casa?… ¿Cómo es la educación en tu casa?… ¿Qué ejemplo les estás dando? ¿Cuánto contribuyes a su formación valórica? ¿Qué cantidad y calidad de tiempo dedicas a tus hijos?

    El colegio es responsable de la educación de mis hijos

    No estás tan perdido. La educación formal (lenguaje, matemáticas, ciencias, idiomas y otros) están dentro de la responsabilidad que le corresponde al colegio. ¿Es responsabilidad del colegio enseñar a respetar, ser tolerante, creativo, a tener iniciativa, a colaborar, amar…?. Definitivamente no. Ese es el rol que nos toca como padres.

    Lo más importante son las tareas que le dan en el colegio, las reviso todos los días. Espero se saque puros 7.

    ¿Y para qué?, para que cuando tenga tu edad haga lo mismo que tú. Enfocarse en ganar plata, cambiar el auto, no tener tiempo para la familia, competir, andar apurado… Qué lata. Tus hijos no esperan que llegues a la casa a enseñarles matemáticas, quieren estar contigo, están esperando compartir y disfrutar… que los quieran. Tómate un respiro. ¿Cuántas veces has recogido hojas secas con tu hija a construir el techo de su casa para Hadas? ¿Cuántas pistas para autos han hecho en el patio de la casa con agua y tierra? ¿Hace cuánto no se abrazan sólo para decirse lo mucho que se quieren?

    Mis hijos hacen ejercicio con la consola de juegos, para eso se las compré

    Jajaja… ¿de verdad crees eso?… ¿la consola de juegos va a reemplazar el salir a jugar a la pelota o andar en bicicleta? ¿Socializar y compartir con otros niños? Esa es una buena excusa para sacarte el cachito de tener que compartir y entretenerlos en tus momentos de ocio. ¿Has llevado a tu hijo a conocer la Laguna de los Patos a la Universidad de Concepción, para luego dar un paseo en bicicleta? ¿Has visitado con tus hijos la Plaza de la Independencia y le has contado la historia de la pileta de la Diosa Ceres?… seguramente ni tú la conoces.

    Estos son sólo algunos ejemplos de lo primitivos que somos, aunque puede ser un insulto para nuestros ancestros, que de seguro no andaban preocupados de que sus hijos se sacaran un 7.

    Tengo dos hijas pequeñas, las amo. Siento una gran responsabilidad sobre su formación, la vivo a diario. Trabajo como la mayoría de ustedes. Compartimos momentos simples que me permiten educarlas con valores, tolerancia, creatividad e independencia. Hablamos varias veces al día por teléfono y las voy a buscar a diario después del colegio, momento en que conversamos sobre lo mejor y lo peor del día (si les pregunto “qué hicieron”, como la mayoría de los niños, no me pescan). Hemos pasado días confeccionando a mano las tarjetas de invitación para sus cumpleaños, vamos a alimentar los animales que están en El Venado o a los patos en la Universidad de Concepción, bailamos y cantamos sobre la mesa de centro en el living (Fito Páez y Los Jaivas están dentro de sus favoritos), hacemos ropa para las muñecas, recogemos hojas para hacer adornos que están colgados por toda la casa y las murallas son su propia galería de arte. Les digo todos los días lo mucho que las quiero.

     Comprendo plenamente la importancia de la Educación formal, pero educar no sólo es ir al colegio.

    Por el momento, ¿qué vas a hacer por tus hijos?

    Educar también es preparar para la vida y enseñar a disfrutarla. Otra vez… ¿cuándo ponemos manos a la obra?