Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    01.10.2013

    Sigue la búsqueda

    antofagasta
    (Por La Bandita Puma)

    La búsqueda es el concepto que acompaña al CDA en este pedregoso camino de lograr un objetivo. ¿Qué objetivo? Eso es lo primero que buscamos. Un plantel de 32 jugadores, en donde el profesor Huerta busca a sus 11 hombres que le den la regularidad que tanto deseamos, que aún seguimos buscando, y que de seguro debe ser el ítem más perdido en esta odiosa lista. El amplio abanico de alternativas, influye que esta búsqueda de una formación se haga más difícil, y aún más cuando las individualidades también son irregulares. Es esta irregularidad la que nos tiene en la duda de saber qué buscamos.

    Hace un par de semanas nos ilusionábamos con buscar un triunfo con Iquique, que nos dejaría en la lucha con los que siempre miramos de lejos, para así buscar un cupo entre los cinco lugares de excelencia del fútbol local, y así en la liguilla final buscando un paso a la Libertadores. Sin embargo, la realidad de hoy nos dice que estamos buscando nuevamente arrancarnos de los demonios que vienen del sótano, y que están a sólo cuatro puntos. Ese “más abajo” que el CDA tan bien conoce, y que buscamos no conocer más.

    Buscamos sacar a Kevin Harbottle del terreno lleno de lagunas en el que habita. Cuando logra salir de él, es el mago que buscamos, y que a su vez, busca a sus compañeros para sacar sus trucos y buscar una oportunidad de concreción. Esa búsqueda del arco contrario que tiene como estandarte a Javier Elizondo, y que tanto extrañamos en el potrero calerano, pero que lamentablemente se buscó su expulsión el partido anterior.

    Se busca también los primeros tiempos regalados ante el Colo Colo más malo que ha venido en la historia, también ante Iquique, O’Higgins, ahora en La Calera, y ese partido completo en Santa Laura ante la U, que nos ha significado remar demasiado en el segundo tiempo, con pocos buenos resultados.

    Cómo no buscar al Eric Pino que nos trajo tantas alegrías en 2011, al mágico, al distinto, al dueño de la pelota. Ese que debe haber aparecido por última vez con aquel talento nato, por allá por 2012 en el empate ante la UC en el Parque Juan López. Para no ser tan drásticos, buscaremos en la memoria también los tres centros para los goles de Elizondo en el 4-2 a la U. Y ese Pino no volvió más.
    En la pasada encontramos a Larry Valenzuela, que a punta de esfuerzo se ha ganado un lugar entre los titulares luego de ni siquiera sentarse al banco en una seguidilla de partidos. También se asoma Cristian Rojas, el “Chapa”, que vez que juega, lo hace de manera formidable. Su entrada fue clave para rescatar un punto en la quinta región.

    Seguiremos buscando, hasta encontrarlo, al Erick Pulgar que pintó para crack en el final del Transición 2013, pero que se diluyó en el Apertura y sufrió su primera suspensión por amarillas a la novena fecha.

    Y claro, buscamos no sufrir más. Nos llegan demasiado, y el agua muchas veces hay que sacarla con balde para que no se hunda el barco. No por nada seguimos siendo la valla más batida del torneo.

    Contra La Calera costó buscar el gol, más aún cuando estábamos “sin ocho goles”, considerando que entre Elizondo, Silva y Canío habían marcado ocho de los 10 goles anotados hasta entonces.

    Al final, hasta se nos complica encontrar conclusiones y respuestas para esta búsqueda casi infinita, pero lo que sea que buscamos, ojalá que un triunfo ante Universidad de Concepción ayude a encontrarlo.