Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    26.11.2013

    ¿Y si fuese siempre así?

    antofagasta
    (Por La Bandita Puma)

    Tras el triunfo de Deportes Antofagasta sobre Universidad Católica el pasado sábado, se nos vienen a la mente algunas reflexiones. O mejor dicho, interrogantes.

    Si Gustavo Huerta leyera así de bien los partidos en la previa y durante el transcurso del match, haciendo los cambios precisos.
    Si Patricio Jerez marcara y desplegara el mismo juego por su banda izquierda, y ganara más seguido las tarjetas que regala el CDF.
    Si Erick Pulgar no se hubiera perdido diez fechas jugando como volante de contención.
    Si Cristian “Chapa” Rojas hubiese sido titular desde las fechas iniciales, como se pedía a gritos.
    Si Kevin Harbottle fuese así de determinante aunque sea solo en la mitad de los minutos que juega y el talento lo conectara con ganas.
    Si Francisco Sepúlveda se agrandara con fútbol y coraje en la marca, anulando a sus adversarios.
    Si Ronald González tuviera la misma personalidad que mostró en el segundo tiempo del partido del sábado.
    Si Javier Elizondo estuviese más tiempo en el área, en su hábitat, como ante la UC, y no tuviera que salir partido tras partido a buscar pelotas al mediocampo ya que no recibe nada en la zona letal.
    Si jugáramos todas las semanas con un puntero y para la televisión.
    Si la gente apoyara tanto y positivamente al CDA en vez de hacer rechiflas cuando las cosas no andan.
    Si jugáramos siempre así, ¡cómo serían de distintas las cosas!

    La gente querría a Huerta y no lo querría echar aunque vaya ganando. Jerez estaría aún en Colo Colo y no en el CDA. Pulgar estaría pronto en un equipo grande o fuera de Chile. El “Chapa” sería amo y señor del medio terreno desde hace mucho. Kevin no sería la promesa que no fue. Figo Sepúlveda pelearía palmo a palmo la titularidad con el “Chino” González o incluso con Jerez por la izquierda. El “Burrito” no sería otra ex promesa que se quedó en el CDA (su símil, Osman Huerta, pelea el título en Rancagua). Elizondo vería crecer aún más su leyenda, con goles multiplicados en cada partido.

    Es que si le ganamos y pasamos por encima al puntero, es porque pudimos hacer mejores cosas ante los 16 restantes. La gente le traspasaría ánimo y no inseguridad a sus jugadores. Sin duda, estaríamos peleando más arriba, donde hemos esperado estar toda la vida.

    Si fuese siempre así, simplemente seríamos más felices, porque ya a un par de días de haber vencido al puntero en nuestra casa, la sonrisa no nos la borra nadie y el corazón llega inflado al clásico de este próximo fin de semana ante los vecinos del este. Y mientras no sea siempre así, no queda otra que disfrutar y emocionarnos con estas pequeñas alegrías que quedarán en nuestra escuálida historia.