Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    23.12.2013

    Solo marcando el paso

    huerta
    (Por Mauro Rios)

    Hace un par de semanas fuimos testigos de cómo O’Higgins bajaba su primera estrella, tras años de ser protagonistas de los torneos locales. Desde su vuelta a la elite del fútbol nacional, los celestes se fueron volviendo protagonistas de a poco, hasta lograr su objetivo, campeonar;  en base a un proyecto serio y con muy buen ojo en las contrataciones.

    Ahora veamos nuestra realidad en el CDA. Volvimos desde la Primera B el año 2011 y no hemos logrado nada, absolutamente nada. Solo un par de premios de consuelo, bajar de la carrera por el título a Universidad de Chile en el Transición 2013 y bajar de la punta a la UC en el pasado torneo. Pero no hemos logrado nada.

    Se sabia que la vuelta a primera sería complicada, que el primer año sería importante no volver a descender, objetivo logrado, incluso sin caer en la promoción; luego vino el torneo de Transición y nuevamente estuvimos marcando el paso, otra vez no mostramos una identidad de juego, pero al menos logramos salvar del descenso y la promoción gracias a una serie de partidos ganados sobre el final del campeonato.

    Así es como llegamos al pasado torneo, sin ser un equipo que luzca, sin ser protagonistas y lejos de ser candidatos a algo importante. Logramos armar un plantel que por nombres pintaba para mucho más de lo que finalmente conseguimos. Figuras como Ismael Fuentes (ex mundialista), Juan Gonzalo Lorca (con paso por Europa), Kevin Harbottle o Marlon Fernández (venía de jugar Copa Libertadores) poco mostraron. Incluso Fuentes terminó en la banca, Lorca vio pocos minutos y su aporte fue nulo, Harbottle apareció solo en el partido contra la UC y Fernández mostró muchas ganas y entrega, pero no era desequilibrante.

    A pesar de no mostrar un patrón de juego definido y mucho menos dar espectáculo, rozamos la Liguilla final, estuvimos a un triunfo de lograrlo. Si somos más específicos, de haberle ganado a Iquique habríamos entrado. ¿Por qué? Porque Iquique entró con tres puntos más que el CDA a la Liguilla, justamente los tres puntos que se llevó del Calvo y Bascuñan. Pero más allá de eso, nos faltó hambre de triunfo. Sobraron oportunidades para jugadores que quizás no demostraron lo que se espera de ellos y sobretodo no hubo flexibilidad en la disposición del once inicial, jugamos todos los partidos igual. Cuatro defensas, dos contención, dos volantes abiertos, un mediapunta/creador y en delantera Elizondo, que se aburría de esperar pases con ventaja y tenia que llegar a pelear a mitad de la cancha. Se notó la falta de un compañero que ataque que “juegue para él”, como lo hacia Daniel “Cafú” Arismendi.

    Para este 2014, con la llegada de Daniel González, se espera que seamos más ofensivos y podamos pelear hasta el final por nuestra primera participación en copas internacionales, pero para eso será importante mantener el equipo o al menos la base del que terminó jugando: Broun (también Hurtado), E. González, Pulgar, Delfino, Jerez, Cabrera, Rojas, Elizondo. También para lograr este objetivo será importante que los volantes ofensivos (D. González, Fernández, Valenzuela, Pino, R. González, Canio, Lorca) sean más regulares y un aporte, pero sobre todo encontrar un compañero a Elizondo, porque se hace muy predecible el juego Puma y ya se vio que no tenemos variantes.

    Ojalá Huerta se de cuenta de esto y que la dirigencia defina que si quiere ir por algo grande traiga refuerzos de verdad y no jugadores que están lejos de sus mejores temporadas, porque a pesar de ser un jugadorazo “El Chuky”, está lejos de estar en el peak de su carrera, aunque confío plenamente en que será un aporte.

    Espero que de una vez por todas cambiemos la mentalidad y vayamos por más, que de una vez por todas dejemos de ver para que estamos y estemos para cosas grandes.