Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    16.01.2014

    Colo Colo, un perro que ladra pero no muerde

    cda
    (Por Mauro Rios)

    En los días previos a este partido, entre Colo Colo y Antofagasta, mucho se hablaba de Esteban Paredes, mucho se habló de los dos triunfos en línea de Colo Colo, de que no mostraban un fútbol arrollador, pero sí efectivo. Mucho se habló también de los posibles nominados del Cacique a la selección, pero muy poco se habló del rival, nadie se preocupó de Antofagasta; al menos en los medios de la capital.

    El plan del profesor Huerta era esperar ordenado, no salir a correr tras el balón, puesto que ahí es donde Colo Colo hace el cambio de velocidad y se mete por las bandas; aprovechando los espacios para marcar diferencias. Lamentablemente el plan falló temprano, porque una jugada que parte en Villar, tras una serie de pases llega a Vecchio, que recibe solo, el Chapa Rojas pierde la marca de Valdés, quien termina finiquitando la jugada tras el cabezazo de Paredes, 10 minutos y ya estábamos perdiendo uno a cero. Se veía una noche larga y no muy esperanzadora, los fantasmas del cinco a cero frente a la U aparecían, pero el equipo se encargó de mostrar lo contrario, no se dieron por vencidos, a pesar de que el local no le prestaba el balón al albiceleste, que vistió ayer de negro. A los Pumas les costaba salir rápido y mucho más generar peligro, lo positivo era que los locales tampoco lo hacían. Así, tras 45 minutos, el partido se iba al descanso con una escuálida ventaja para el local sobre su rival.

    El café en el entretiempo estuvo cargado, el estratega Puma se dio cuenta que por la banda de Jerez estaba atacando Colo Colo, pero por ahí mismo dejaba espacios, con las subidas de Fierro y la poca marca que aportaban Valdés y Fuenzalida. Por lo tanto, envía a Harbottle y Canio a la cancha, para atacar por esa banda. En los primeros 10 minutos resultó a la perfección. Bueno, casi, solo faltó el gol. Ante eso Hector Tapia saca a Vecchio y pone otro volante de corte que frena la sociedad Canio-Harbottle, pero el local parecía conformarse con el uno a cero, y salvo tibias aproximaciones, no preocupaban mayormente al meta Broun.

    Llegábamos a los últimos minutos del partido, CDA buscaba pero sin suerte, Colo Colo respondía con profundidad, pero poca claridad, Valdés saca un cañonazo desde 25-30 metros que manotea Broun y Felipe Flores anota, pero para desgracia de los 35 mil hinchas Albos, estaba en posición anti reglamentaria.

    Antofagasta despierta y aparece la figura del segundo tiempo, Kevin Harbottle, desborda por la derecha de la defensa local, saca un centro medido para Elizondo, quien se queda con el molde hecho, porque aparece la mano de Villar que desvía, el rechazo cae en Michael Silva que remata fuerte al medio y silencia al Monumental en el minuto 90, premio suficiente para un equipo que estuvo dormido en el primer tiempo y en el complemento saco toda la garra para ir por el empate como mínimo, y castigo merecido para un gigante que se quedó en lo que son los gigantes, solo un mito.

    Seguimos invictos, aunque muy lejos de la punta y muy cerca de los últimos lugares, ante Cobresal el próximo 25 de enero la obligación es ganar como local, la obligación del hincha, es ir al Estadio Calvo y Bascuñan a apoyar al equipo y que no va para la televisión.