Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    06.05.2013

    La esperanza es lo último que se pierde

    Este domingo Deportes Concepción se enfrentará en el estadio CAP con Naval de Talcahuano, en un duelo en se necesita imperiosamente ganar para mantener alguna opción de seguir peleando el paso al cuadrangular final del campeonato de la primera B.

    El león hipotecó su opción al caer el domingo pasado con el cuadro del campanil y paradójicamente ahora depende de la caída de la UdeC  más una obligada victoria frente a los del puerto para mantener las opciones matemáticas de pelear por el cupo al ascenso o la liguilla.

    La autocrítica del DT Víctor Merello, fue fuerte respecto el partido pasado, calificándolo de “papelón”, y no es alejado de lo que vio el hincha en las gradas, ya que no es posible que jugándose instancias tan decisivas y contra un rival directo, exista tanto dejo y poca entrega de algunos jugadores, en especial el caso de Aravena, que parecía perdido en el campo y fue un verdadero pasadizo para los ataques del campanil.

    Para este domingo los lilas recuperan a Ormazábal y a Narváez, este último al que se extrañó más el domingo pasado, ya que se necesitaba mucho quite en medio campo, cosa que no pasó en ningún caso. Otro jugador que puede ser opción es Carlos Salom, quien reapareció el partido pasado mostrando muchas ganas y gambetas, haciéndonos pensar en que está jugando sin miedo después de la grave lesión que sufrió el año pasado.

    La hinchada lila que llegue al CAP solo tendrá la opción de ubicarse en Galería Norte, ya que la dirigencia de Naval no habilitó el sector de Tribuna Andes, ubicación que también era muy solicitada por los hinchas.

    Un viejo dicho entre los hinchas lilas dice  que “si no se sufre, no se es del Conce”. Esperemos que este domingo se logre el triunfo y se dé también el milagro de la caída de los del foro, para así llegar sufriendo hasta la última fecha y quizás lograr el paso al cuadrangular final de este torneo. Y si no se gana, estaremos ahí mostrando el apoyo incondicional a nuestros colores.