Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    22.01.2014

    El partido que se juega fuera de la cancha

    depconcep
    (Por Fabián Gatica)

    (Con la colaboración de @vtorneria)

    Soy hincha de Deportes Concepción desde que tengo uso de razón y barrista desde los 13 años. Al igual que muchos, en todos los equipos de Chile, hasta hace unos años sólo me preocupaba en ámbito deportivo de mi club, pero con la llegada de las sociedades anónimas deportivas (SADP) tuve que comenzar a mirar otro ámbito financiero, el que se juega fuera de rectángulo verde, esos partidos que desarrollan en la ANFP, notarias, oficinas de abogados y contadores. Y debo confesar que ni en mis tiempos de universidad había estudiado tanto, pero gracias a reuniones con amigos contadores y abogados pude comprender qué es lo que está detrás de las SADP.

    Para comenzar y de entrada digo que el modelo fracasó y que en los siguientes años veremos muchas “concesionarias” quebradas y con deudas incluso mayores que las anteriores administraciones. Tenemos empresarios que poco entienden de la “pasión de hincha”, de “temas deportivos” y que sólo ven al fútbol como un buen y cortoplacista negocio.

    Explico un poco el negocio: Equipos chilenos con deudas de arrastre fueron concesionados por sociedades anónimas deportivas, la mayoría de las veces por el valor de la deuda, con contratos de concesión con cláusulas ridículas (por ejemplo no escriturar la fecha de pago de la concesión) y generalmente a 30 años.

    Este es el caso de Deportes Concepción, que cayó en manos de Fuerza, Garra y Corazón SADP, concesión a 30 años, sin fecha de pago de la concesión y de regalo campos deportivos de libre uso y que recién al quinto año, se le exigirá un pago de $500.000 anuales. Pero como estábamos tan mal económicamente, se aceptó la llegada de los únicos inversionistas que no tienen ni un peso, que incluso querían vender parte de los campos deportivos para “invertir” en ellos. Afortunadamente nos opusimos y recuerdo fue en esa única asamblea que el señor Sabando me mandó a la Superintendencia de Valores y Seguros, ante mi consulta por los estados financieros del club y como soy porfiado lo hice, por lo que tuve acceso a las memorias institucionales 2010 y 2011 de FGyC, lo que confirmó mis sospechas: poca inversión, la deuda histórica intacta, nuevas sociedades entrelazadas magistralmente y una situación financiera poco alentadora. Lo que será materia de otra (s) columna(s).

    Para finalizar hago un llamado a los hinchas del Conce e incluso a nuestros hinchas “rivales” de la región a abrir los ojos y empezar a investigar a las SADP que hoy manejan sus clubes y les aseguro que se encontrarán muchas sorpresas y les dejo una analogía de la situación de las SADP, “es como arrendar un departamento amoblado, con las cuentas pagadas y que el arrendatario venda los muebles para pagarte el arriendo”.