Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    09.10.2013

    Volver a pelear desde abajo

    mmiranda
    (Por Germán Gómez)

    Al igual que los últimos años (2008, 2009, 2010, 2011 y transición 2013) el hincha copiapino nuevamente debe conformarse con ver al equipo sumido en las últimas ubicaciones del campeonato de Primera B. Triste y desolador panorama, pero ésta resulta ser una historia tan, pero tan repetida que parece no incomodarnos, porque siempre se ha podido terminar celebrando a final de año la permanencia en la categoría, a excepción del año 2011 donde fue imposible evitar el descenso, pero afortunadamente, sólo fue un año el que debimos competir en la categoría C de nuestro fútbol.

    Tras zafar agónicamente el semestre pasado de caer nuevamente a la Segunda División Profesional (venciendo en la liguilla final a Iberia de Los Ángeles), la dirigencia copiapina decidió “apostar fuerte” para este campeonato, reforzando a un plantel que mantuvo buena base de los que venía jugando a principios de año, trayendo a un total de 11 nuevos jugadores, mezclando experiencia y juventud, unos de dilatada trayectoria y otros que vienen incluso de jugar en Primera A o que provienen del extranjero. Y se decidió también por fichar a un entrenador joven y con gran conocimiento de la división como lo es el señor Marcelo Miranda. Hasta ahí todo bien, los forofos valoramos el esfuerzo que se estaba haciendo y más aun, nos ilusionamos con poder ver finalmente al equipo luchando lugares de avanzada y por qué no, soñar con poder emular lo que hiciera alguna vez el extinto y querido Regional Atacama, que fue capaz de posicionar a nuestra ciudad en la división de honor del balompié nacional.

    Sin embargo, el equipo no ha logrado cumplir con las expectativas creadas, y como si de una maldición se tratara, volvemos a estar en las últimas posiciones que es donde parece que debemos acostumbrarnos a estar. Entiendo y comparto el malestar y desazón de los hinchas, pero soy un convencido de que este ciclo debe terminar cuando finalice el torneo a mediados del próximo año o  a lo menos mantener al actual cuerpo técnico hasta Diciembre, fecha en que según lo estipulado en el contrato, se evaluará el rendimiento del estratega. No soy partidario de los cambios a mitad de ciclo porque nunca nos han resultado, recordemos el año 2010 cuando Orlando Mondaca debió salir para que retornara Nelson Cossio y nos salvara de descender derrotando en la liguilla a Provincial Osorno o el año 2011 cuando Cristian Castañeda dejó a mitad de proceso el club, pasando a la banca a Hernán Ibarra que fue quien finalmente terminó condenándonos al descenso.

    A diferencia de esos nefastos años, tengo fe que la complicada actual situación que vive Deportes Copiapó se revertirá pronto porque esta vez contamos con un excelente plantel que será capaz de levantar vuelo, además he visto un alza en el rendimiento sostenida en los últimos tres partidos disputados (Temuco, Curicó y Naval) y fue el día sábado donde pude ver el mejor partido jugado en condición de visita en lo que va de campeonato, donde sinceramente merecimos mejor suerte ante un discreto rival. Recojo el planteamiento ofensivo y la actitud mostrada en cancha, lamentablemente no alcanzó para sumar, pero algo es algo, “estamos meados de perro, pero ya vamos a sumar” me comentó Marcelo Miranda al terminar el partido, ojalá así sea, le deseo lo mejor por el bien suyo y del club.