Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    20.12.2013

    A veces el fútbol es injusto

    copiapo
    (Por Camilo Inostroza Urrutia)

    Siempre que terminan los campeonatos, los clubes llegan a una etapa en que por lo general hay desacuerdos entre los hinchas. Claro, porque es la etapa donde se cortan cabezas. Esto no es la excepción en Club Deportes Copiapó, ya que esta semana me enteré de que cinco jugadores no continuarán vistiendo la albirroja durante el Torneo de Clausura. Como dije un par de líneas más arriba, siempre hay desacuerdo acá. Algunos dicen que “X” jugador no es aporte y que un jugador “Y” sí lo es, o viceversa. Lo concreto es que se siente impotencia cuando ves que jugadores que mojaron la camiseta en su minuto, que fueron aporte y lo más importante, se identifican con el club, ya no pueden seguir en el plantel porque se les vence el contrato. En este caso, los afectados fueron el “Pescadito” Parada, Ricardo Toledo, Marcelo Bolton, Jean Paul Dantagnan y Jonathan Viveros.

    Como botón de muestra, me quedaré con el caso de los dos últimos. Copiapinos, jóvenes, con buenas presentaciones y con un gran amor a la camiseta por el hecho de ser canteranos. Dantagnan jugó cinco partidos durante esta temporada, todos bajo la tutela de Marcelo Miranda. Me atrevería a decir que en cuatro de esos cinco jugó impecable, mostrando garra y actitud sobre la cancha. Además marcó un gol ante Santiago Morning en La Pintana. Viveros, por su parte, jugó dos partidos. Dos presentaciones excelentes donde mostró que tenía la capacidad para ser alternativa del buen mediocampista Fredy Munizaga.

    Yo sé que algunos dirán que cinco partidos y un gol o sólo dos partidos jugados son un cocaví para que sean motivo de ejemplo. Y más aún, para que sean considerados por el técnico, pero hay que considerar que tener una opción un equipo de casi 30 jugadores y donde hay casi tres alternativas por puesto es muy difícil. Y que para poder tenerla hay que trabajar muy duro. Rescato esto, el trabajo duro y silencioso de estos jugadores, que se aguantaron muchas veces no ser convocados, pero que al momento de entrar a la cancha lo dieron todo e hicieron bien las cosas. No me quiero olvidar de los otros tres casos y me gustaría a través de esta tribuna agradecer al otro par de copiapinos, Marcelo Bolton y Ricardo Toledo por tratar de hacer siempre bien las cosas, pero que debido al numeroso plantel en el caso del primero y a la ingratitud del puesto en el caso del segundo no pudieron sumar minutos. Tampoco quiero olvidar a Ricardo “Pescadito” Parada, jugador que llegó bajo muchas dudas y que finalmente nos regaló un ascenso, fue goleador del torneo de segunda división y que en más de alguno (me incluyo) hizo brotar lágrimas de alegría al anotar ese gol a Linares en la agonía del partido hace un poco más de un año. ¿Podrían haber partido otros que mantienen contrato vigente y han sido menos aporte que ellos? Quizás…

    El fútbol, al igual que la vida, es una tómbola. Espero que estos jugadores no dejen morir su talento y aprovechen cada puerta que se les abra en el mundo del fútbol. Sólo hay que seguir adelante.

    ¡Vamos Copiapó!