Invita a tus amigos a usar nuestra aplicación

Usan la aplicación de soychile.cl

    10.02.2014

    Más puntero que nunca: Puerto Montt ganó a Malleco en el Chinquihue.

    ptomontt
    (Por Gerardo González Muñoz)

    Mirar a todos desde arriba. Mirar a todos por el retrovisor. Desde arriba la vista es hermosa. ¿Frases cursis?,¿Clichés? Puede ser, pero en estos momento tan alegres, no importan en lo más mínimo, Deportes Puerto Montt (DPM) sigue firme arriba tras derrotar a Malleco Unido ante 4.000 almas en el Chinquihue y de esta manera sacarle siete puntos de ventaja a Melipilla y San Antonio. Precisamente tras la victoria del SAU ante Los Potros por uno a cero, lo que que equiparó aún más la cerrada lucha por el ascenso, aún pendiente al cierre de esta edición, quedaba el partido entre Iberia y Valdivia en Los Ángeles, partido clave para saber cómo queda la disputa por volver a Primera B.

    ¿Oncena de memoria?
    La oncena incial de DPM presentó a los mismos guerreros que derrotaron el pasado lunes a Unión Española en Peñalolén, ratificando a Mario Ahumada en desmedro de Cristóbal González y ratificando a Nino Rojas como eje de ataque y con John Agüero afuera incluso del banco de los suplentes.

    Dominio porteño en el primer tiempo
    En el primer tiempo DPM fue superior de manera amplia, marcando desde un principio una superioridad frente a su rival, con un Donadell movedizo, con Orellana e Inostroza proyectándose de buena manera y con Rojas ganando todo por arriba y pivoteando de gran manera, fue así como no extrañó que el conjunto albiverde abriera la cuenta, precisamente a través del tanque Nino Rojas, quién tras un centro del mariachi Jonattan Nuñez conectó con impecable cabezazo y dejando sin opción al portero Castillo, de Malleco Unido de Angol. El resto del primer tiempo combinó llegadas de Puerto Montt que fallaron en las últimas puntadas y tibias aproximaciones del conjunto visitante, Malle Unido, quién incluso buscó ensuciar el partido e incitar alguna expulsión de algún jugador del velero e inclusive desde la banca dirigida por Juan José “Coto” Ribera, se reclamó hasta el cansancio, así las cosas, finalizó la primera mitad, con la victoria para los delfines.

    Segundo tiempo opaco
    Para encarar el segundo tiempo, el DT Gerardo Silva ordenó el ingreso de Tomás Salazar en lugar del goleador Nino Rojas, cambio que no produjo buenos efectos en el juego del elenco de los hijos del temporal y perdiendo el juego aéreo ofensivo. De ahí en más, Puerto Montt cayó en un período de juego pálido, quizás inconscientemente viendo que enfrentaba un equipo que era incapaz de llegar con peligro a su arco, en esta etapa fue fundamental el empuje de las 4.000 almas que llegaron al Chinquihue para sacar el equipo de este momento y subir el nivel tanto para defender como para mantener presencia en el terreno contrario.

    Final algo sufrido
    En los minutos finales, Malleco con más ganas y pelotazos que fútbol, logrró acercase al terreno albiverde, ya con el Pachorra González en lugar de un tibio Baeza, y con un intrascendente Carrasco en lugar de un bajo Jesús Silva, Puerto Montt concretó una victoria sufrida pero merecida y que tuvo como elemento influyente el hecho de que el DT porteño Gerardo Silva tuvo que ver el partido desde una caseta al estar suspendido por su expulsión en el partido anterior con Unión, esto dificultó la entrega de instrucciones desde la banca a cargo de Robert Prieto y Patricio Ulloa quienes no se vieron muy claros y coordinados para ordenar al equipo.

    La bestia negra en el horizonte
    El próximo desafío para los hijos del temporal es el domingo – en horario a confirmar – en un principio a las 17 horas, visitando nada más y nada menos que a Deportes Linares, el único equipo que ha sido capaz de derrotar hasta el momento a Deportes Puerto Montt, siendo la única bestia negra del equipo porteño, un partido que se avizora complicado por el rival – que pelea por no descender a Tercera A – pero que tendrá dos días menos de descanso ya que juega recién hoy lunes frente a Ñublense B, en Chillán curiosamente y no en Pinto como cuando recibió a Deportes Puerto Montt, es por ello que para derrotarlos, los hijos del temporal deberán mostrar una de sus mejores versiones para seguir arriba en la punta y mantener la distancia ante sus perseguidores, para después tener dos partidos seguidos de local ante Audax y Melipilla, donde la presencia de la masiva hinchada albiverde será indispensable en nuestro estadio, comenzar a concretar en anhelado ascenso de Deportes Puerto Montt hacia la Primera “B”. ¡Que así sea!, como siempre y para siempre, ¡Vamos Puerto!